• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Dice el refrán que “cuando el río suena piedras trae“, y Estados Unidos sigue amenazando a Siria, Irán y Rusia con hacerles pagar si se demuestra su responsabilidad en el ataque con armas químicas a la ciudad de Duma, territorio en el que hasta hace unos días existía un acuerdo del cese al fuego entre el gobierno sirio de Bashar Al Assad y el grupo terrorista de Yeish al Islam.

    “Por mí, no hay nada qué dudar, pero los generales lo averiguarán”, declaró Donal Trump. “Si es Rusia, si es Siria, si es Irán, si lo han hecho todos juntos, lo vamos a averiguar”.

    Roto intencionalmente tras el ataque, la comunidad internacional, afecta a Washington, se ha unido para acusar a Damasco del bombardeo y ha asomado prontamente una serie de acciones que emprenderá en favor de “los civiles afectados”. Todo esto pese a que no existen pruebas contundentes de la presencia de armas químicas y a las declaraciones de los médicos que atendieron a los heridos que negaron que se tratase de tal cosa.

    Expertos afirman además, al portal de RT que es “ilógico e irracional que Al Assad ataque civiles en medio de una victoria aplastante de liberación de rehenes y recuperación de tierras de manos de los terroristas”, al tiempo que sus entrevistados han advertido que Yeish al Islam sí posee armas químicas que podría usar para preparar el terreno para una invasión.

    Los expertos entrevistados han coincidido en que el grupo de Cascos Blancos de la ONU, son narrados imparciales y tienen una agenda política a favor de la oposición.

    En este sentido The Wall Street Journal informó hoy que al menos un destructor de misiles de la Armada de EEUU está rumbo a la costa siria, tras una decisión emanada de una reunión celebrada en la Casa Blanca, sin aclarar su ubicación específica.

    Pero no ha sido el único medio en asegurar una embestida próxima a Siria por parte de EEUU. The Washington Examiner anunció que varios buques armados con misiles Tomahawk han sido dispuestos en la región por orden de la Casa Blanca, entre ellos el destructor USS Donald Cook, que partió del puerto de Chipre para adentrarse en aguas del Mediterráneo oriental, cerca de Siria, tras la reunión realizada entre Trump y el Consejo de Seguridad Nacional de EEUU.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...