• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En solo 24 horas, efectivos de la Patrulla Fronteriza detuvieron en el desierto del suroeste de Arizona, Estados Unidos, a dos grandes grupos de inmigrantes indocumentados, que sumaban un total de 264 personas.

    El primer grupo, compuesto por 164 inmigrantes, fue capturado durante la tarde del martes, informó este jueves en un comunicado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.

    Mientras que el segundo integrado 100 personas fue interceptado el miércoles .

    Ambos grupos estaban formados familias y jóvenes provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador, con edades comprendidas entre los 11 meses y los 59 años.

    Los agentes trasladaron a los 264 inmigrantes a la Estación de Patrulla Fronteriza de Ajo, Arizona, para ser procesados por violaciones a las leyes de inmigración.

    Durante los últimos tres meses, la Patrulla Fronteriza  ha detenido a más de 1.200 personas que intentaban cruzar la frontera hacia Estados Unidos en el desierto de Arizona, indicó el comunicado, citado por medios norteamericanos.

    Esta nueva ola de grupos de familias y jóvenes inmigrantes se incrementó luego del 25 de junio, dos días después de que el presidente Donald Trump ordenó detener la criticada separación de familias en la frontera mediante una orden ejecutiva.

    “Desde junio hemos visto un incremento de grupos de personas que han cruzado por esa área, la primera vez vimos 57 personas que cruzaron”, dijo Daniel Hernández, vocero de la Patrulla Fronteriza en el sector Tucson.

    Trabas para los inmigrantes

    Como parte de su política anti migrante, Trump dijo el sábado que propondrá hacer más difícil para los extranjeros que viven en Estados Unidos calificar para la residencia definitiva si han recibido beneficios públicos como ayuda alimentaria, vivienda pública o asistencia médica.

    La ley de inmigración estadounidense ha exigido por mucho tiempo a los funcionarios que excluyan de la posibilidad de la residencia permanente a personas que puedan convertirse en una “carga pública”, pero las pautas vigentes desde hace casi dos décadas definen que alguien será una “carga pública” si “depende principalmente del gobierno para su subsistencia“.

    Los cambios se aplicarían a quienes buscan visas o la residencia legal permanente, pero no afectan a las personas que solicitan la ciudadanía de Estados Unidos.

    (Video) Arrestan a 160 inmigrantes en fábrica de remolques en Texas

    Trump descarta un derecho al debido proceso para los inmigrantes

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...