España: Desalojan a estudiantes para atender a migrantes

Al recibir a los 629 migrantes del barco Aquarius que prometió acoger el Gobierno de España para brindarles atención sanitaria gratuita y un techo provisional. Como parte de este esfuerzo, ordenó desalojar en 24 horas una residencia estudiantil universitaria para alojar cerca de cien niños rescatados en aguas del Mediterráneo.

Las autoridades argumentan que el desalojo es necesario debido al riesgo de transmisión de enfermedades, pero la madre de Rubén, uno de los estudiantes desalojados de la residencia La Florida en Alicante, expone la otra parte del problema.

“Nosotros no nos oponemos a que se ayude a quien lo necesite, pero no es justo que a mi hijo lo echen de su residencia y lo dejen en la calle a mitad de curso”, aseveró la afectada, precisando que la renta del dormitorio de su hijo cuesta 750 euros mensuales.

“Nosotros estamos sufriendo lo del desnudar a un santo para vestir a otro, y nos está provocando un gran problema”, indicó a Actualidad Valdepeñas. Entretanto, el gobierno valenciano afirmó a RT que garantizará nuevos alojamientos con los gastos pagos para todos los estudiantes desplazados.

Los migrantes, provenientes del norte de África, atracaron el pasado domingo en el Puerto de Valencia tras una polémica internacional por la negativa de Italia y Malta a acogerlos. Madrid escogió La Florida como sitio para alojar temporalmente a los menores de entre 12 y 17 años que fueron rescatados sin adultos a su cargo.

España
Los inmigrantes a bordo del barco con destino a España. Foto Twitter

La gestión del líder socialista Pedro Sánchez ofreció un permiso de estancia de 45 días por tratarse de una entrada extraordinaria por razones humanitarias, dijo a la prensa un responsable de la Comisaría de Extranjería de la Policía.

Después tendrían que regularizar su situación, bien pidiendo asilo o la residencia, según lo establecido en la ley española de extranjería.

Entre cánticos y sonrisas empezaron a llegar los primeros inmigrantes de la flotilla, con la patrullera Dattilo a la cabeza, que entró en la bocana del puerto de Valencia a las 6:30 horas de este domingo (4:30 GMT) ante la expectación de numerosos medios de comunicación.

Personal de sanidad exterior subió a la embarcación para una primera clasificación de los 182 hombres, 32 mujeres y 60 menores no acompañados.

Luego comenzó el desembarco por grupos, según el protocolo de la operación “Esperanza del Mediterráneo”, en la que participan sanitarios, traductores y agentes de seguridad, entre otro personal.

España
Así fue parte del desembarco de las tres embarcaciones que llegaron a puerto español. Foto @latercera

El equipo médico que los atendió detectó un mayor número de patologías que las esperadas, aunque leves en la mayoría de casos y causadas por los días de hacinamiento, excoriaciones, quemaduras por el contacto de las embarcaciones con el agua del mar y malestar en general.

Según la Cruz Roja, el estado general de estas personas es “bueno” y “aceptable” y llegaron “animados, sonrientes y tranquilos”, aunque “cansados”.

Cuatro horas después entró en el puerto el Aquarius, con 106 inmigrantes: 51 mujeres, 45 hombres y diez menores de edad.

Los voluntarios que los aguardaban en el muelle de atraque se emocionaron al escuchar los cánticos, saludos y aplausos desde la cubierta del barco, donde viajaban seis mujeres embarazadas y una veintena de personas con quemaduras.

España
Momento de alegría y esperanza fue el recibimiento. Foto @latercera

La llegada se completó con el Orione, que entró en torno a las 13:00 horas (11:00 GMT) con 228 hombres y 22 menores de edad no acompañados a bordo.

 

Buque humanitario “Aquarius” llegó a puerto con 630 migrantes

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,167,041FansMe gusta
112,736SeguidoresSeguir
290,062SeguidoresSeguir
16,234SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos