Fiscal especial no encontró pruebas que comprometan a Trump en «conspiración» con Rusia

El fiscal especial designado para investigar el llamado “Rusiagate”,  Robert S. Mueller, no encontró pruebas que comprometan al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en presumible conspiración con Rusia, para ganar las elecciones de 2016, destacó el diario El País.

«Ha finalizado (Mueller) sus 22 meses de hermética investigación sobre la trama rusa sin hallar pruebas de que Donald Trump o su campaña conspirasen con Moscú durante las elecciones presidenciales de 2016 con el fin de favorecer la victoria del republicano”, destacó el diario español.

No obstante, Mueller sí deja abierta la posibilidad de que haya cometido obstrucción a la justicia , la otra gran sombra que planeaba sobre el presidente de Estados Unidos, pero el balance de este domingo supone una victoria política. En tono combativo, Trump dijo a la prensa que las conclusiones significan su “exoneración total” y tachó de “vergüenza” este proceso explosivo, que ha marcado su presidencia.

Un gran punto de inflexión de la presidencia de Trump fue el 17 de mayo de 2017, cuando el Departamento de Justicia puso en manos de un fiscal especial independiente la investigación federal más sensible en años, del posible pacto entre el presidente de EE UU y ni más ni menos que Rusia, el viejo enemigo de la Guerra Fría.

Trump dijo a la prensa que las conclusiones significan su “exoneración total” y tachó de “vergüenza” este proceso explosivo, que ha marcado su presidencia. oto Web.

Mueller ha levantado tantas alfombras para tratar de esclarecer esto que, a lo largo de dos años, han salido a luz toda una ristra de otro tipo de delitos —con 34 individuos imputados—, una marea de mentiras y hasta viejos contenciosos del mandatario con una actriz de cine porno.

El informe Barr

El otro gran giro tuvo lugar este domingo por la tarde, casi dos años después, cuando el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, entregó al Congreso sus conclusiones sobre el informe Mueller, una carta de cuatro folios y dos ideas muy claras: que la injerencia rusa tuvo lugar, pero que no hay rastro de que la campaña de Trump u otro ciudadano estadounidense se coordinara con ella.

«El fiscal especial no ha hallado que la campaña de Trump, o cualquiera asociado con ella, conspirase o coordinase con el Gobierno ruso en esos esfuerzos [de injerencia] a pesar de las múltiples ofertas de personas vinculadas a Rusia por ayudar a la campaña de Trump», señaló Barr.

Un equipo de 19 abogados ayudados por 40 agentes del FBI, analistas de inteligencia, contables forenses y otros profesionales se han ocupado del caso y emitido hasta 2.800 citaciones, 500 órdenes de registro y 280 órdenes de registro de comunicaciones, además de haber interrogado a medio millar de testigos.

Mueller, sin embargo, no ha sido capaz de pronunciarse sobre si Trump ha cometido un delito de obstrucción a la justicia, algo que se podría concluir si se comprueba que mintió a los investigadores durante la indagación de la trama rusa, o si presionó al exdirector del FBI, James Comey, al que además despidió, para que cerrase el caso. «Mientras este informe no concluye que haya cometido un delito, tampoco le exonera», afirmó Mueller en su informe, según la carta de Barr.

Otras noticias de interés:

Si en Ucrania gana la derecha el conflicto con Rusia no terminará

Presionan a Theresa May a renunciar a cambio de apoyo al acuerdo del Brexit

4,171,501FansMe gusta
116,489SeguidoresSeguir
290,291SeguidoresSeguir
16,285SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Lavrov: Latinoamérica no apoyará intervención militar de EEUU en Venezuela

Lavrov condena que el autoproclamado Juan Guaidó, se niege a establecer un diálogo nacional con el presidente Nicolás Maduro  para solventar la crisis política en...