Gays en EE. UU. corren riesgo de perder la vida con las terapias reparativas sexuales

Unos 57 mil jóvenes en edades entre 13 y 17 años de edad actualmente asisten a una terapia de reparación con tratamiento religioso en Estados Unidos para acabar con sus tendencias sexuales de homosexualidad y convertirse en heterosexuales.

Aunque en los inicios del tratamiento se basa en la conversación para dar con la cura desde los psicológico. Hay otras modalidades de estas prácticas que pueden traer grandes riesgos para la vida de los pacientes entre ellas, la aversión donde son obligados a ver pornografías de homosexuales y al unísono se la aplican las descargas eléctricas.

El objetivo de las terapias complementarias es relacionar la homosexualidad con experiencias negativas que infunda temor y desesperación. Según el Instituto Williams de California unas 700 mil personas se han sometido a este tipo de “curación” y la mitad de los pacientes tenían menos de 18 años.

Miles de personas han pasado por el trauma de estas terapias

Christy Mallory, investigadora del instituto  explicó que esta terapia ofrecida por quienes aún piensan que la homosexualidad es una enfermedad, busca cambiar la orientación sexual y la identidad de las personas LGTBI.

Manifestó que además de terapeutas hay consejeros religiosos que ofrecen ese “método de sanación”. Casi siempre los expertos indican que los hombres pasan mayor tiempo con mujeres, por lo que otra de las tácticas del tratamiento es mantenerlos alejados de ellas y estar más tiempo con hombres; inclusive la separación del género puede llevarte a no tener ningún tipo de cercanía con la madre.

Mathew Shurka, es una de las tantas personas que ha acudido a la terapia por su padre, quien decidió enviarlo después que este le confesó a los 16 años que le gustaban las personas de su mismo sexo.

La religión sostiene que la homosexualidad y el lesbianismo es un pecado

Shurka sostiene que la iglesia católica “es un gran problema”, puesto que “para muchos cristianos ser gay o lesbiana es un pecado”, dijo al tiempo que manifestó que los pacientes asisten a estos centros a causa de su padres porque la homosexualidad sigue siendo un prejuicio y estigma en la sociedad estadounidense.

Aunque existen leyes estadounidenses que prohíben las terapias reparativas sexuales a cambio de honorarios; están se dan de manera gratuita. Sin embargo, hay 6 mil jóvenes que pueden evitar pasar por este tipo de tratamiento que puede marcar sus vidas.

El joven Shurka afirmó que la generación millenials presenta mayor aceptación por la homosexualidad y por ello es más fácil que una persona que viva con sus padres salga del armario y siga siendo como es, que una de la generación anterior.

Pensamientos suicidas

Diversas organizaciones de salud en Estados Unidos advierten del peligro que representan estas terapias reparativas para los jóvenes en lo físico y en lo afectivo.

Mathew Shurka, quien recibió un afecto y compresión de su padre al confesar su condición sexual relató que reprimir su personalidad no le había servido de mucho. “Había aumentado unos 30 kilos y tenía pensamientos suicidas. Pensé en matarme durante dos años”, relató.

El reprimir la identidad y tu condición sexual hacen que los pensamientos suicidas se apoderen de ti

Esperanzado de poder conseguir a alguien que hubiese cambiado su orientación sexual mediante las terapias, Mathew decidió continuarlas, pero jamás “la especialista le mostró a alguien”, por lo que comenzaron sus dudas y a sus 21 años da culminación al tratamiento, pese a que tenía serios problemas psicológicos que pudo sanar dos años después.

La mayoría de los pacientes asisten a las terapias porque sus padres prefieren cambiar la homosexualidad por heterosexualidad, creyendo que sus hijos sufrirán más siendo gays o lesbianas y serán menos débiles.

Lucha contra las terapias de conversión

Shurka se ha convertido en el activista principal de las terapias de conversión, cuya razón insiste en promover leyes para que se han derogadas de la nación norteamericana estos tratamientos que atentan contra la vida de las personas LGTBI.

A su juicio, no es posible que en los Estados Unidos estén permitidos los matrimonios entre homosexuales, pero no han sido abolidas del todo las terapias reparativas. Este dirigente social sabe que aún persistirá los estigmas y tabúes acerca de tener un familiar homosexual o lesbianas, sin embargo promete que hará lo posible para que esta comunidad tenga aceptación sin prejuicios.

Continúa leyendo…

Reino Unido prohibirá terapias para “curar” a gays

Algunos de los destinos más peligrosos para viajeros gays

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,857FansMe gusta
114,300SeguidoresSeguir
290,190SeguidoresSeguir
16,254SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

(Video) Aumentan en 300 % los casos de sarampión en el...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó un aumento de 300 % de los casos de sarampión en el mundo en los primeros...