• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Millones de muertos, escasez de alimentos, hambruna en todo el planeta y una pérdida agrícola serían los impactos que causaría el “otoño nuclear” en caso de ejecutarse en la actualidad un ataque nuclear a gran escala. reportó el portal Grandesmedios.

    De acuerdo con un estudio publicado en la revista académica Safety, las devastadoras consecuencias que generaría una guerra nuclear se extendería más allá de la zona de impacto, inclusive hasta el país que inicie la agresión.

    Esta primera investigación advierte que, en el hipotético caso que fuesen utilizadas por un gobierno, 100 armas nucleares contra otras naciones, generaría un punto de inflexión, inigualable que arrastraría al resto de la humanidad.

    Las consecuencias serían en cadena

    Según el informe los efectos rápidamente se sentirían en todo el mundo. Además habrían millones de muertos en la explosión inicial, reseñó el diario Daily Mail.

    Los investigadores sostienen que el número de armas nucleares debe disminuirse a 900 o mejor aún, a 100. Sin embargo, Estados Unidos y Rusia son los países que cuentan con el mayor arsenal de armas nucleares y no se quedan atrás China, Corea del Norte, Francia, India, Israel y Reino Unido.

    Joshua Pearce, profesor de la Universidad Tecnológica de Michigan, uno de los autores del estudio, destacó que con 100 armas nucleares puede lograrse la disuasión nuclear y se evitaría el hipotético “otoño nuclear”, que diezmaría la población del país agresor.

    El “Otoño nuclear” acabaría con la siembra

    El educador explicó que para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron simulaciones climáticas y de cultivos, junto con modelos de humo, para evaluar el impacto que tendría la tecnología nuclear sobre el suministro de alimentos. No obstante, no son alentadoras, puesto que la producción del campo se perdería entre 10% y 20% a causa del “otoño nuclear”.

    En ese sentido, detalla que habría escasez de alimentos en las naciones más ricas, pero la hambruna se apoderaría del resto de los países, con mayor probabilidad de afectación en los más pobres.  Ahora más que nunca estamos cerca del fin del mundo.

    Sigue leyendo…

    “La Guerra Fría ha vuelto”

    Hasán Rouhaní : Guerra contra Irán significaría la madre de todas las guerras

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...