• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La grabación del supuesto ataque químico en la localidad siria de Duma sería un montaje, así lo reveló el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Ígor Konashénkov.

    “Hemos podido encontrar a los participantes en el rodaje de este vídeo y entrevistarlos. Hoy presentamos una entrevista en vivo de estas personas. Los habitantes de Duma describieron en detalle cómo se orquestó la filmación, en qué episodios participaron y qué hicieron”, afirmó el alto funcionario durante una rueda de prensa.

    Explicó además que los principales protagonistas de la grabación, dos médicos que trabajaban en la sección de emergencias del hospital de la localidad, la única en toda la ciudad, confirmaron que “todas las víctimas que fueron llevadas al hospital no presentaban síntomas de envenenamiento.”

    Los galenos relataron,  cómo un grupo de desconocidos interrumpió en la sala del hospital con múltiples cámaras y llevando a niños de la mano y comenzaron a lanzarse agua los unos a los otros. Después de que las tomas fueran registradas, todos se retiraron tan rápido como llegaron.

    ¿Nuevo Fake News?

    El  general Ígor Konashénkov añadió que Rusia tiene pruebas de que el Reino Unido participó en la organización del “montaje” del supuesto ataque químico.

    “Hoy, el Ministerio de Defensa de Rusia dispone también de otras pruebas que demuestran la implicación directa del Reino Unido en la organización de este montaje en Guta Oriental”, enfatizó.

    Añadió que entre el 3 y el 6 de abril, Londres ejerció una fuerte presión sobre los representantes de los llamados Cascos Blancos para que prepararan la puesta en escena. Subrayó que se actuó en esas fechas concretamente para aprovechar los bombardeos del grupo Yeish al Islam a Damasco.

    El ataque provocaría una reacción de las autoridades, momento que Los Cascos Blancos deberían utilizar para grabar la toma del presunto ataque químico.

    La ONG Cascos Blancos se define como políticamente neutral y no beligerante, y como una organización dedicada a la protección de los civiles en Siria.

    No obstante,  en los vídeos en los que rescatan a niños de las ruinas también aparecen imágenes con los mismos protagonistas uniformados y empuñando armas. Asimismo, en otras se ve cómo manipulan las filmaciones, maquillando a las víctimas y dictándoles lo que deben declarar ante las cámaras.

    Grupos de la oposición armada y de la ONG Cascos Blancos acusaron a las tropas gubernamentales de haber arrojado un barril con gas cloro sobre Duma, localidad de Guta Oriental, algo que Damasco niega.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...