• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Google anunció este viernes que a partir de 21 de marzo sus empleados que sientan vulnerados sus derechos podrán presentar demandas ante la Justicia, como lo estaban solicitando desde 2018.

    Esta decisión pone fin a la política interna de la empresa de “arbitraje forzoso”, una cláusula que coloca Google en los contratos de sus empleados que les exige solucionar cualquier disputa que pueda surgir con la empresa a través de un proceso de arbitraje, menos formal, costoso, más rápido que litigar en los juzgados, y alejado del foco de atención pública.

    La decisión de Google no afectará únicamente las posibles disputas que se produzcan a partir del 21 de marzo, sino que tendrá efecto también sobre conflictos pasados, de manera que los afectados podrán dirigirse a la Justicia si así lo desean, aunque su caso se encuentre ya en un proceso de arbitraje.

    Logro laboral

    A finales de 2018, empleados de Google en sus oficinas de todo el planeta salieron a la calle en una acción coordinada contra la que consideran una cultura que “proteger” a los acosadores sexuales en la empresa.

    Gracias a las protestas realizadas por los empleados de la famosa compañía, en noviembre de 2018 se autorizó la eliminación del “arbitraje forzoso” para los casos de acoso sexual.

    En los paros de 2018, los trabajadores exigían varios cambios en la forma en que se tratan las acusaciones de conducta sexual inapropiada en la empresa.

    El detonante fue una publicación de The New York Times en la que se denunció que un alto ejecutivo recibió una indemnización de 90 millones de dólares desde que dejó la compañía, pese a que ésta consideraba como “creíble” la acusación de conducta sexual inapropiada en su contra, refirió BBC Mundo. 

    Intento de censura

    Luego de las protestas realizadas en 2018 por los empleados del gigante tecnológico, la compañía pretendió evitar que los empleados se organizaran, al solicitar al Gobierno de Estados Unidos que anulara las protecciones que permiten a los trabajadores organizarse a través del correo electrónico.

    Un empleado de la sucursal de Google en Cambridge, Reino Unido, mencionó en enero pasado que el correo fue fundamental para llevar adelante las protestas del año pasado, pues permitió a más de mil trabajadores unirse a una lista para definir todos los detalles.

    “Google quiere silenciarnos en un momento en el que nuestras voces son más esenciales que nunca”, “Si se revierten estas protecciones, Google será cómplice de limitar los derechos de los trabajadores en Estados Unidos”, escribieron algunos empleados en una cuenta Twitter que crearon para denunciar esta acción de la compañía.

    Google no quiere que sus empleados se organicen para protestar

    Empleados de Google en huelga por indulgencia de la empresa en casos de acoso

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...