• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La guerra comercial que desató Estados Unidos con la imposición de aranceles a las importaciones de China impacta poco el comercio exterior de Pekín, de acuerdo con un informe del Ministerio de Comercio del país asiático.

    En el documento, explicaron que en esa área se mantuvo la “tendencia de desarrollo positivo en el tercer trimestre de 2018, registrando un crecimiento sostenido”.

    “Su estructura siguió mejorando, mejoraron la calidad y la eficacia. El rozamiento actual en el comercio con Estados Unidos impacta de modo limitado en el comercio exterior de China”, señalaron.

    Además, acotaron que la demanda en el mercado internacional es estable y aumenta la demanda interna de los artículos importados. En general, evalúan como bueno el estado actual del comercio de la nación.

    Para 2019, advirtieron que tendrán que afrontar una situación más complicada por el aumento del riesgo de ralentización de la economía mundial, debido al proteccionismo que “pone en peligro el desarrollo sostenido del comercio mundial”.

    Los datos del Departamento Central de Aduanas muestran que las exportaciones chinas crecieron 12,6% en los primeros nueve meses de 2018, si se le compara con el mismo período del año pasado (2,04 billones de dólares); mientras las importaciones se incrementaron en 20,3% (1,79 billones de dólares).

    El volumen global del comercio exterior aumentó 16,1% en este período, registrando 3,83 billones de dólares, reseñó Sputnik.

    Historial de aranceles

    Aunque en enero Washington impuso aranceles del 30% a los paneles solares chinos, la guerra comercial se desató cuando en marzo estableció tasas al aluminio (25%) y al acero (10%). Entonces, Pekín respondió a comienzos de abril con tasas a 120 productos estadounidenses por 3.000 millones de dólares.

    Luego, Estados Unidos fijó un impuesto de 25% a productos chinos por $ 50 mil millones y China subió los suyos al mismo porcentaje sobre 106 productos estadounidenses del sector agropecuario.

    En agosto, la administración de Donald Trump anunció más aranceles para productos chinos por $ 200 mil millones, los cuales entraron en vigencia el 24 de septiembre. Comenzaron en 10% y se elevarán a 25% a partir del 1 de enero de 2019.

    De inmediato, China respondió con la imposición de gravámenes por $ 60 mil millones.

    China y EEUU no logran acuerdos para evitar una guerra comercial

    China teme que EEUU arrastre a América Latina a una guerra comercial

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...