• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    thomas-graham_299x401

    Esta imagen espantosa muestra las terribles heridas en el rostro de un hombre que fue salvajemente golpeado por una banda de matones mientras yacía en el suelo.

    Thomas Graham, de 45 años, fue atacado por una multitud violenta en torno a las 10 y media de la noche del sábado mientras hablaba con grupo de hombres y mujeres en una calle principal muy concurrida en Chorley, Lancashire.

    Al hombre, lo tiraron  al suelo antes de propinarle estocadas, patadas en la cabeza, cara y cuerpo después que él tratara de alejarse.

    El cabecilla de los matones y otras tres personas, comenzaron a darle una patadas en repetidas ocasiones y sólo se detuvieron cuando testigos del hecho intervinieron la golpiza.

     

    El brutal ataque “no provocado” lo dejó con una fractura de nariz y una posible fractura de pómulo.

    Lyons-Lane-in-Chorley

    Lyons Lane, calle en la que fue atacada la víctima.

    Los matones huyeron, pero algunas personas que vieron el violento hecho se mantuvieron en la escena, aparentemente preocupados por la víctima. Fue llevado al Royal Preston Hospital para recibir tratamiento adecuado.

    El detective, Alan Thomson, dijo: “Este fue un ataque no provocado y extremadamente violento y en una calle principal muy concurrida. Según la información que pudimos recolectar todo se habría producido por el tamaño de la nariz de la víctima”.

    “Tenemos que encontrar a los responsables de este brutal ataque y hago un llamamiento a la comunidad para que los miembros del grupo que presenció el hecho nos faciliten alguna información de utilidad”.

    Uno de los atacantes es descrito como un hombre blanco, de  alrededor de un metro ochenta y de complexión delgada. Otro integrante de la banda era de mediana estatura, tenía pelo oscuro y una nariz grande. No hay claridad suficiente en las descripciones de los demás delincuentes involucrados en el ataque.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...