• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las autoridades del Estado de Japón anunciaron que implementarán una serie de medidas necesarias para reforzar y garantizar la seguridad de los viajeros aéreos, luego de que se dieran a conocer recientemente un incidente protagonizado por un piloto que se encontraba ebrio horas antes de operar un vuelo.

    Para ello, reforzarán el control del consumo de alcohol entre el personal aéreo, aseguró el ministro de Transporte, Keiichi Ishii, al tiempo que aseguró que se tomarán “todas las medidas posibles”. Asimismo, informó que también revisarán la normativa aérea para equipararla a los estándares de otros países, puesto que este caso y otros sucesos recientes pusieron en entredicho la fiabilidad de los controles internos de las aerolíneas nacionales.

    Esta decisión responde a la detención en Londres de un piloto nipón con una tasa de alcoholemia que rebasaba en diez veces lo permitido por la normativa aérea británica. El implicado se encuentra bajo custodia policial desde el pasado sábado, la víspera de copilotar un vuelo desde el aeropuerto de Heathrow hasta el de Haneda (Tokio).

    Dicho vuelo tuvo que ser retrasado más de una hora por el incidente, explicó en un comunicado la aerolínea nipona JAL, que también pidió disculpas por el suceso, publica una nota del portal de noticias Clarín.

    El piloto identificado como Katsutoshi Jitsukawa, de 42 años, admitió su culpabilidad ante un juez este jueves, al reconocer que se saltó el control de alcoholemia de su propia aerolínea, después de que fuera un empleado de Heathrow quien alertara a la policía sobre su visible estado de embriaguez.

    Su test de alcoholemia detectó que tenía 189 miligramos de alcohol por cada 100 mililitros de sangre, mientras que el límite legal para pilotos es de 20 miligramos. Jitsukawa declaró ante los funcionarios de la aerolínea que la noche previa al vuelo había bebido más de 1,5 litros de vino y más de 1,8 litros de cerveza. El piloto permanecerá detenido hasta el próximo 29 de noviembre, cuando se dará a conocer la sentencia.

    La otra principal aerolínea nipona, ANA, pidió disculpas por el retraso de cinco vuelos desde el archipiélago meridional de Okinawa debido a que un piloto se encontraba mal tras beber demasiado la noche anterior, hecho ocurrido el pasado miércoles.

    Igualmente, entre otros casos similares, el pasado mes de mayo un miembro de la tripulación aérea de JAL fue sancionado por beberse a escondidas una cerveza dentro del lavabo del avión durante un vuelo.

    A.L.

    (Video) Así entrenan los pilotos rusos para repeler los ataques enemigos

    (Video) “Fea, bastarda”, le dice un hombre a una mujer negra por sentarse a su lado en un vuelo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...