• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Durante este martes 13 de febrero, Reino Unido rechazó por completo los argumentos del activista australiano Julian Assange y mantuvo la orden de arresto que pesa sobre él. Esto significa, en la práctica, que el fundador de Wikileaks deberá continuar recluido en la embajada ecuatoriana para evitar la aprehensión por parte de las autoridades británicas. La  defensa de Assange había solicitado levantar la orden por considerarla “arbitraria, poco razonable y desproporcionada”.

    Assange se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012. Esto, tras haber divulgado miles de documentos confidenciales de distintos gobiernos en el sitio de filtraciones Wikileaks y ser buscado por la justicia Sueca, desde donde era acusado por delitos sexuales. Aquellas acusaciones fueron desestimadas y desde Estocolmo el caso fue cerrado y se retiró la orden de búsqueda en mayo del año pasado. Pero la justicia británica espera que Assange responda por no haberse presentado ante un tribunal, violando los términos de su libertad condicional. Este último delito es castigado con un año de cárcel en el Reino Unido.

    La defensa del australiano ha estimado que esta medida es excesiva, considerando la situación de reclusión que experimenta Assange, que ha desencadenado en graves problemas de salud. Para ellos, la orden de detención es una medida “desproporcionada” y que va contra los “intereses de la justicia”. Opinión opuesta a la que sostiene la jueza Emma Arbuthnot, quien determinó la sentencia y sostuvo que es una “respuesta proporcionada” a las faltas cometidas por el hacker, “incluso cuando el señor Assange ha visto restringida su libertad durante varios años”.

    En caso de ser detenido, se podría activar una orden de extradición para Assange desde Estados Unidos, por diversos casos de espionaje asociados a Wikileaks. De ser así, a los más de cinco años que lleva recluido, se podría sumar una cadena perpetua.

    La jueza Arbuthnot hizo un llamado a Assange a presentarse en los tribunales, enfrentando la detención. Este último, a través de su cuenta de Twitter, declaró lo siguiente: “No tiene buen aspecto. Hasta ahora, la juez está simplemente defendiendo las acciones del Estado británico”.

    Anuncios
    Loading...