• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Aunque parezca increíble, la fiscal general de Nueva York, Barbara Underwood, acaba de ganar parte de la demanda que introdujo en junio contra la Fundación Trump por corrupción.

    Este martes, Underwood informó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus tres hijos mayores (Donald Jr., Eric e Ivanka) aceptaron cerrar la organización, “bajo supervisión judicial”, ante las acusaciones por varias irregularidades.

    “Es una importante victoria para el imperio de la ley, dejando claro de que las normas son iguales para todos”, destacó la Fiscal a través de un comunicado.

    La aceptación de los Trump, que llega después de dos años de investigación, va forzada por el Tribunal Supremo de Manhattan que avaló la petición de la Fiscalía de desmantelar la organización.

    Durante dos años se han investigado las irregularidades de la Fundación Trump. Foto: Reuters.

    La razón de la demanda

    Cuando la Fiscal introdujo la querella, aseguró que la familia Trump violó “de una manera extensa y persistente las leyes” con la Fundación que surgió en 1988 y cuyos activos netos están valorados, según los informes más recientes, en 1,7 millones de dólares.

    En ese entonces, Underwood explicó que Trump usó el nombre de la organización y sus fondos para impulsar la campaña presidencial de 2016, incluyendo más de 2,8 millones de dólares, como parte de una “coordinación política ilegal”.

    También, denunció que el Mandatario utilizó activos de caridad para pagar obligaciones legales, promover sus propios negocios y comprar artículos personales, incluyendo una pintura de sí mismo, reseñó BBC Mundo.

    En resumen, la fiscal señaló que el “patrón de conducta ilegal persistente” se prolongó durante más de una década y ya en octubre de 2016 su antecesor, Eric Schneiderman, había solicitado detener la recaudación de fondos después de descubrir que la Fundación no tenía un registro adecuado.

    Los tres hijos mayores aceptaron iniciar el cierre de la organización. Foto: AFP.

    ¿Qué pasará ahora?

    El caso aún no está cerrado. En el comunicado, Underwood detalló que esta primera decisión cumple una parte clave del “alivio buscado”. “Según los términos, la Fundación Trump sólo puede disolverse bajo supervisión judicial y sólo puede distribuir los activos caritativos restantes a organizaciones acreditadas aprobadas por mi oficina”, aclaró.

    La querella seguirá en curso, porque también se busca la restitución de los 2,8 millones de dólares, sanciones y una prohibición de diez años al presidente Trump y de un año para sus tres hijos mayores para poder servir en juntas de otras organizaciones benéficas de Nueva York, refirió EFE.

    Ésta no es la primera investigación que enfrenta el Mandatario por malos manejos de sus negocios. Dos fiscales estadales, del Distrito de Columbia y de Maryland, lo acusan de beneficiarse ilegalmente de los gastos de gobiernos extranjeros en sus propiedades.

    En octubre, también lo denunciaron ante una corte federal de Manhattan por atraer a personas para que invirtieran en proyectos que eran, en realidad, oportunidades comerciales fraudulentas, reveló The New York Times  en esa ocasión.

    Nuevo audio devela casos de corrupción que vinculan a Trump

    Exabogado de Donald Trump condenado a 3 años por Tribunal de Nueva York

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...