• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El aumento del nivel de agua de los océanos, el deshielo de los glaciares, la desaparición de las barreras de coral, las sequías y el sufrimiento de las poblaciones más pobres y vulnerables son algunas de las evidencias que nos recuerda que tenemos poco tiempo para evitar una catástrofe climática planetaria, señala el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC, por su sigla en inglés).

    De acuerdo a los estudiosos, la humanidad tiene doce años para evitar un desastre global, aún existe la oportunidad de frenarla, recoge Popular Science alertando acerca del calentamiento global irreversible en el 2030.

    La humanidad con ejercer presión a los gobernantes ayudaría a frenar el desastre mundial

    Según los científicos, a toda costa debe hacerse lo posible, para que la temperatura no aumente más de un grado y medio en los próximos años. Debe implantarse una reducción de emisiones de dióxido de carbono que provocan el calentamiento de la atmósfera antes de ser reabsorbido, junto a otros gases de efecto invernadero, a fin de que este proceso no incremente la temperatura del planeta.

    Durante el 2017 fueron emitidas 32.500 millones de toneladas de dióxido de carbono, y de mantenerse esas cifras similares en los próximos años, el escenario no sería beneficiosos para 2036. Además, debe acabarse con la dependencia de los combustibles fósiles.

    Oportunidades

    El IPCC estima que pueden darse dos escenarios, el primero de ellos, es que temperatura global se estabilizaría en 1,5 grados por encima de la actual; mientras que en el segundo ese umbral se superaría a mediados de siglo, lo que conllevaría a recurrir a tecnología de captación de carbono y a la creación de nuevos sumideros de carbono.

    Con los pronósticos apocalípticos del IPCC coincide David Archer, profesor del departamento de geociencias de la Universidad de Chicago (EE.UU.), quien afirmó que superar el límite es “realmente peligroso”, ya que, una vez se sobrepasa, “no se puede detener”.

    La subida de la temperatura se tornaría muy peligroso para toda la vida en el planeta

    Recomendó a los ciudadanos a hacer un cambio en el comportamiento a escala personal, político y global, así como en el hogar, sugiere elegir alimentos que demanden una menor superficie de cultivo y producir menos emisiones y disminuir la cantidad de desperdicios.

    Destacó que el poder político que tienen las sociedades en el planeta no puede perderse de vista, por el contrario debe tomarse para ayudar a modificar las decisiones climáticas a nivel gubernamental.

    Ante el panorama negativo que se pinta por una catástrofe mundial, Archer sostiene “no tiene por qué ser tan malo”, y culmina aseverando: “La historia aún no se ha escrito“.

    Sigue leyendo…

    El cambio climático acaba con los pinguinos en la Antártida

    Degradación ambiental y el cambio climático fomenta migración de centroamericanos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...