• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El gobierno del empresario Mauricio Macri no sólo ha permitido la entrada -a todo dar- del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la implementación de sus políticas neoliberales en Argentina, también ha colocado una alfombra roja para que su colega -Donald Trump- ejecute, con plenas libertades, la ocupación del territorio argentino, con la instalación de fuerzas militares y de inteligencia estadounidense en el mayor reservorio de agua dulce del planeta: la Provincia de Tierra del Fuego.

    El diario Minuto Córdoba de Argentina publicó el pasado 22 de agosto en su sitio web una información titulada “Con el permiso de Macri, comenzó la ocupación de Estados Unidos en Ushuaia”, que narra cómo el gobierno neoliberal del exjefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires -capital del país- entregó la soberanía del Sur de la nación al gobierno de Estados Unidos.

    “Macri entregó la soberanía del Sur de Argentina. Allí, donde se juntan el mar Atlántico con el Pacífico, Estados Unidos empezó a instalar sus bases militares”, expresa el texto en alusión a una denuncia realizada el Referente del partido Forja Ushuaia, Gustavo Ventura.

    La información también destaca que a la denuncia de Ventura se une la diputada por Misiones del Frente Para La Victoria (FPV) María Cristina Britez, quien advierte que la ocupación estadounidense del territorio argentino es un “tema altamente delicado, no solo para los habitantes de Tierra del Fuego, sino para todo el país. Es un problema de Estado y no puede quedar sin conocimiento público”.

    La diputada María Cristina Brítez advierte que la ocupación es “altamente delicada”

    La Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, conocida popularmente como Tierra del Fuego, es una de las 23 provincias que componen la República Argentina, que actualmente vive una radicalización de su crisis económica, con una fuerte devaluación del peso frente al dólar que ha sobrepasado picos históricos, a la fecha, por encima de los 40 dólares por cada dólar.

    La crisis argentina se ha venido incrementando tras la entrada del FMI, que ha originado la ejecución de una serie de medidas contra jubilados y pensionados, recortes de subsidios, presupuestos a universidades, instituciones y organismos del Estado.

    Además ha provocado despidos, eliminación de beneficios sociales y derechos laborales, incrementos sustanciales en los servicios públicos y reducción de presupuesto contra instituciones del Estado que perjudican a la población y llevan al país a heredad una situación compleja que podría perdurar por décadas.

    “En Tierra del Fuego, la presencia del FBI y la Nasa es impresionante activa”

    Gran Bretaña, EEUU, Israel, OTAN, FBI, NASA, todos ocupan el Sur argentino

    “En Tierra del Fuego, la presencia del FBI y la Nasa es impresionante activa, realizan ensayos y prácticas técnicas de combate y disparos. La ocupación del Sur argentino por parte de estas fuerzas, nunca tuvo la autorización del Congreso de la Nación Argentina, la militarización y el ingreso de fuerzas extranjeras no cesa, no sólo en nuestro sur, si también en Neuquén, Jujuy y Misiones”, refiere el medio Minuto Córdoba, que agrega: “Finalmente la OTAN y el FBI pusieron el pie dentro de nuestro país, y es que la mayoría de los que dicen llamarse ‘argentinos’ desconocen que poseemos unos de los territorios más codiciados por el mundo entero”.

    Un artículo de opinión de Beatriz Chisleanschi, publicado el 23 de agosto de 2018, titulado: Las bases están, la entrega también: Argentina territorio de ocupación, detalla como Macri ha sido el principal cómplice de la entrada de las fuerzas estadounidenses, británicas e israelíes en Tierra del Fuego.

    “De Norte a Sur llegaron invitados y no a tomar el té precisamente. Marines, la Nasa, la OTAN, el FBI y el Mossad hicieron pie en nuestro país de la mano del gobierno de Mauricio Macri”, dice el artículo que contiene varias denuncias realizadas por dirigentes políticos que se oponen a la vulneración de la soberanía argentina.

    Misiles británicos en el Sistema Lan Ceports

    “Ésta no es una situación nueva, nuestra zona patagónica sur es codiciada desde hace 500 años por las potencias para controlar el tráfico marítimo entre los dos océanos por el Pasaje de Drake (…) lo que están poniendo en funcionamiento es un sistema israelí de la firma MBDA que tiene un costo de 258 millones de Euros, y blinda a las Malvinas con misiles Lan Ceports”, denunció recientemente el Referente del partido Forja Ushuaia, Gustavo Ventura.

    Esta permisividad de Macri se ha dado -explica Chisleanschi- con la excusa de “controlar el contrabando de drogas y mercaderías que llegan desde territorio paraguayo”, ha originado la instalación de cuatro lanchas artilladas israelíes Shalgag MKII, denominadas Guaraní y Mataco, y “asesores” de ese país viven desde hace varios meses en Posadas-Misiones con el fin de controlar 1.000 kilómetros de la zona comprendida en la Triple Frontera.

    “Cuando hablamos de la instalación de bases extranjeras en la zona de la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay nos estamos refiriendo a una cuestión que data ya desde hace varios años”, escribió para Motor Económico, la diputada María Cristina Brítez.

    Macri agiliza un plan diseñado por EEUU desde 1980

    Macri apuesta al futuro geoestratégico de EEUU

    Sobre este punto, Chisleanschi comenta que ese asentamiento extranjero en la Patagonia Sur de argentina forma parte de un plan diseñado por EEUU en 1980, que hasta la fecha no había contado con el apoyo de un gobierno como el que sí está ofreciendo Mauricio Macri.

    Cita que en el Documento Santa Fe 1 redactado en 1980 por Roger W. Fontaine (ligado a Richard Allen, asesor jefe para América Latina en el gobierno de Ronald Reagan) y el ultraconservador Lewis Arthur Tambs (de gran influencia sobre George Bush padre) plantea las líneas de acción de Estados Unidos sobre América Latina, al abordarlo como “la amenaza militar externa” que debe “estar asegurado por un sistema hemisférico de seguridad” a favor del “futuro geostratégico, económico, social y político” de EEUU.

    “Para que se concreten acciones de este tenor, es necesario que los gobiernos de los países afectados presten su consentimiento, y como es de público conocimiento, en la actualidad tanto los presidentes de Argentina, Brasil (Michel Temer) y Paraguay (Mario Abdo Benítez) provienen de partidos neoliberales de Derecha alineados con las políticas impuestas por Washington. Por lo tanto, el momento para que se desarrollen cuestiones de este tipo es más que oportuno”, explica Brítez.

    Macri ha entregado la soberanía argentina a EEUU, Gran Bretaña e Israel

    Desde marzo de 2016 comenzaron a firmarse acuerdos de seguridad y militares entre el gobierno de Macri, de Donald Trump y Benjamín Netanyahu de Israel, así como a efectuarse la compra de equipos y armas y el establecimiento de bases militares, tanto en el extremo Sur argentino como en las zonas fronterizas del Nor-Oeste y Sur.

    En 2017, por ejemplo, la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, firmó con Washington un acuerdo para que una “fuerza de seguridad” antidrogas haga pie en la provincia de Misiones y para ello la propuesta consistía en la instalación de una fuerza operativa militar (task forcé) en la ciudad de Posadas y en la que se capacitarían agentes locales y nacionales en la “lucha contra el narcotráfico”.

    “Si bien hemos señalado en reiteradas ocasiones que no se trata de una cuestión inexistente, sino que por el contrario es un flagelo que va en aumento, no obstante, de ninguna manera se justifican los intentos por concretar la instalación de una “task forcé” de la DEA en suelo argentino. Las experiencias de México y Colombia son más que suficientes para demostrar que contribuyen no solamente a agravar los problemas sino también a brindar las soluciones que prometen; simplemente porque su interés real es otro, es sentar bases permanentes con fines propios”, alertó la diputada Brítez.

    Las fuerzas armadas británicas han aumentado su presencia en Islas Malvinas

    Gran Bretaña más dueña de las Malvinas

    En el artículo también se cita un trabajo del periodista Sebastián Salgado realizado para el portal multimedia HispanTV, donde se explica que “el Ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, pasó por Buenos Aires, y fue recibido con alfombra roja, para anunciar que el Gobierno de Mauricio Macri permitirá que cinco compañías aéreas internacionales utilicen el espacio aéreo argentino, para que los “kelpers” (en referencia a los habitantes de las Malvinas) puedan disfrutar, de una gama más amplia de ofertas, además de reconocer el derecho de pesca británico en el mar argentino”.

    Pero la respuesta británica -explica Salgado- fue utilizar el espacio aéreo de las Malvinas para crear un escudo de defensa antiaéreo, al realizar desde una base donde también opera la OTAN, pruebas “exitosas” de lanzamiento de misiles con el sistema de defensa Land Ceptors, arma militar creada por los británicos.

    “No hay casualidad, sino causalidades -señaló al respecto Ventura – por ello no se puede dejar de poner en su justa evaluación el paso por Buenos Aires y sus contactos con funcionarios del gobierno de Cambiemos del Ministro de Exteriores británico, Boris Johnson. Es una señal de alerta la presencia de la OTAN en Malvinas, como lo es el FBI y la NASA en nuestro territorio”.

    La militarización y el ingreso a territorio argentino de fuerzas extranjeras no cesa

    Agregó que “en la provincia de Tierra del Fuego fuimos testigos en estos dos últimos años de como el FBI tenía una presencia activa capacitando a nuestras fuerzas policiales, de disparos de misiles desde Malvinas lanzados hacia territorio argentino el año pasado y de la presencia de la NASA que, en teoría, realizaba una misión de ‘investigación’”.

    Sin autorización del Congreso, la militarización y el ingreso a territorio argentino de fuerzas extranjeras no cesa: Tierra del Fuego, Misiones, Neuquén y Jujuy son algunos de los puntos estratégicos previstos.

    “Estamos ante una encrucijada y no debemos perder de vista la problemática que sigue presente y pretende pasar desapercibida para consolidarse”, acotó Brítez.

    Por su parte Ventura agrega: “El tema es altamente delicado, no sólo para los habitantes de Tierra del Fuego, sino para el país todo. Es un problema de Estado y no puede quedar sin conocimiento público. También es una situación delicada para el movimiento marítimo de Argentina que pasa por esas zonas”.

    El gobierno sionista de Israel -dedicado a exterminar al pueblo palestino- es uno de los principales aliados de Macri

    La extranjerización por la irreversibilidad de la colonización

    Otro artículo titulado Argentina con Macri, gobierno de ocupación, escrito por Gustavo Koenig, sociólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y publicado el 29 de mayo en Ecoperonismo, explica que las gestiones que realiza Macri para favorecer los intereses estadounidenses, británicos e israelíes, se realizan con mayor ahínco debido a la posibilidad del retorno de Cristina Fernández de Kirchner a la Presidencia de la República, producto de su fracaso como gobierno y la poca credibilidad que tiene en la población.

    “Instalar de modo urgente bases norteamericanas y acuerdos coloniales con los británicos antes de que vuelva el “populismo”. Volver irreversible la colonización.

    Básicamente porque estamos en guerra y necesitamos de sus recursos naturales. Este puede ser a groso modo el pensamiento del imperio y su lacayo Macri”, explica Koenig.

    Al respecto agrega que Macri representa no solamente un gobierno neoliberal, sino es la bandera de un “proceso de extranjerización” del país que a su vez es directamente sobre el territorio, y que con claridad es fundamental llamarlo como debe ser: ocupación.

    Koenig resumen en su texto una serie de eventos donde Macri figura como principal articulador de la entrega de la soberanía argentina.

    Tropas británicas son parte de la ocupación por las riquezas naturales argentinas

    Por ejemplo, el 11 de enero de 2017 Macri facultó al Ministerio de Finanzas a tomar deuda por 20.000 millones de dólares y definió la jurisdicción a favor de tribunales en Nueva York y Londres. También renunció a la Inmunidad Soberana de Argentina e incluye a los recursos naturales, “en caso de que Argentina no pueda afrontar el pago de intereses o del capital de deuda”; es decir, las riquezas del territorio argentino como garantía.

    “El articulo 236 habla de las minas de oro, plata, piedras preciosas, sustancias fósiles (petróleo, carbón y gas). También Lagos no navegables y todos los bienes adquiridos por el Estado Nacional. Es decir que la guita es lo que menos le importa. Están más bien ávidos de riqueza. De riqueza natural”, explica Koenig.

    Reseña también que a finales de mayo de 2016, Macri envió a EEUU una delegación del Ministerio de Defensa con el objetivo de desarrollar cooperación militar en la Triple Frontera y en Ushuaia, lugares de acceso a las máximas reservas de agua dulce de Argentina, el acuífero Guaraní y la Antártida.

    Recientemente el embajador argentino, Normando Álvarez, confirmó que otra base militar estadounidense será instalada en Abra Pampa, en la provincia de Jujuy, a 70 kilómetros de la frontera con Bolivia. Por esta razón, el Presidente boliviano, Evo Morales, expresó su rotundo rechazo e indignación sobre la injerencia norteamericana en territorio suramericano –declarado zona de paz- y denunció sobre la militarización de la frontera con Bolivia por parte de Argentina, específicamente en la región de La Quiaca.

    “La OTAN y las bases militares estadounidenses son sinónimo de robo, sinónimo de saqueo, de confrontación, de guerra”, expresó Morales en su reclamo al gobierno de Macri.

    Donald Trump y Mauricio Macri, dos empresarios con una misma misión

    Por las riquezas de los argentinos

    “Debajo del continente Antártico se encuentran además los mayores yacimientos hidrocarburiferos de la región y una gran cantidad de minerales altamente estratégicos. El Acuífero Guaraní es la tercera reserva de agua dulce de la humanidad. Lo nuestro sí que es cooperación”, acotá Koenig.

    Recuerda también que desde el 1 de septiembre de 2017 hasta el 31 de agosto de 2018 el Programa de Ejercitaciones Combinadas (Cormoran) permitirá a los militares norteamericanos pasear por Trelew y Bahía Blanca sin problemas.

    Una prueba de ello es que el 2 y 3 de mayo de 2018 las Fuerzas Armadas estadounidenses ingresaron a la Argentina bajo la excusa de realizar ejercicios militares conjuntos en el territorio nacional, esto pese a que el Congreso no lo autorizó.

    Macri junto al vicepresidente de EEUU, Mike Pence

    Luego, el 14 de Mayo de 2018 Argentina y Reino Unido firmaron un memorándum de entendimiento para la cooperación científica en la Antártida y se adelantó un posible acuerdo pesquero en el Atlántico Sur.

    “¿Cómo puede el Reino Unido arrogarse el derecho de investigar la Antártida y pescar en el Atlántico Sur?; pues ocuparon las Islas Malvinas masacrando soldados argentinos, ese es su derecho. Desde ahí se sienten dueños de toda la proyección territorial de su base militar”, comenta Koenig.

    Por ejemplo, comenta el sociólogo argentino que a poco más de 600 kilómetros de las Malvinas, la empresa británica Echo Energy PLC anunció la perforación del primero de sus pozos petroleros en la Provincia de Santa Cruz.

    “La legislación prohíbe a cualquier empresa tener actividades en Zonas de Seguridad Nacional. Imagínese si se lo permiten a una empresa nada menos que británica”, lamenta el también estudiante de maestría en Defensa Nacional.

    Los fines humanitarios de EEUU han dejado miseria, desolación y y crímenes de lesa humanidad en  el mundo

    ¿Ayuda humanitaria?

    Recuerda Koenig que el Comando Sur de EEUU también se ha sumado a la ocupación del territorio argentino al instalar una base militar “con fines humanitarios”, en la provincia de Neuquén.

    “En la web del organismo militar norteamericano se puede leer: aprovechar las capacidades de respuesta rápida, la colaboración de naciones socias y la cooperación regional dentro de nuestra área de responsabilidad para apoyar los objetivos de seguridad nacional de los EEUU, defender los acercamientos sureños de los Estados Unidos y promover la seguridad y la estabilidad regional”, cita el sociólogo en su artículo.

    “¿Debemos entregar nuestro territorio para apoyar los objetivos de seguridad de los EEUU; descuidar nuestra seguridad nacional por la de ellos?”, cuestiona.

    Y agrega que casualmente la base humanitaria (en Neuquén) está a pocos kilómetros de Vaca Muerta, “el mayor reservorio de Shale Oil de la Argentina, explotado por la norteamericana Chevron”.

    “No se nos vaya a ocurrir rescindir el contrato con la petrolera. Ahí vamos a recibir todo el peso de la “ayuda humanitaria”, expresa en tono irónico Keonig.

    Sigue leyendo:

    La sigilosa acción norteamericana en Paraguay y el nuevo mapa militar instalado por Washington en Latinoamérica

    Michel Temer se cuadra militarmente con EEUU y aumenta la presión en la frontera venezolana

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...