• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Aunque Francia ha demostrado ser uno de los más fieles aliados de Estados Unidos, (EE.UU.) el presidente galo, Enmanuel Macron ha asegurado que la seguridad de Europa no puede seguir dependiendo de la nación norteamericana “Europa ya no puede confiar en EE.UU. en cuestiones de seguridad”.

    Estas declaraciones las ofreció Macron ante indicios de acercamiento a Rusia lo que deja ver un posible alejamiento en las relaciones entre París y Washington.

    El primer paso para una posible fractura de las relaciones entre ambas naciones fue la retirada de Washington del histórico acuerdo nuclear de Irán. Poco después de la aprobación de la decisión, el ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire, instó al conjunto de Europa a dejar de actuar como “vasallo de Estados Unidos” y continuar las relaciones comerciales con Teherán a pesar de las políticas del “policía económico del planeta”.

    Aunque en la actualidad la relación entre EE.UU. y Francia se encuentra presuntamente deteriorada, a principios del año, los lazos entre los dos países planteaban un escenario prometedor.

    En abril se celebró una cumbre entre Macron y Trump en la capital de la nación norteamericana, durante la cual incluso plantaron un árbol en el césped de la Casa Blanca. A juzgar por las imágenes de la cálida acogida del presidente estadounidense al francés nadie habría apostado por el deterioro que experimentarían las relaciones un mes más tarde.

    Presidente francés, Enmanuel Macron

    Luego en junio, los aranceles de Trump sobre importaciones de acero y aluminio provocaron la reacción a escala global y represalias por parte de la Unión europea. Macron calificó las medidas como “ilegales” y advirtió que “el nacionalismo económico conduce a la guerra”, comentando también que esto es exactamente “lo que sucedió en la década de 1930”.

    Durante una conferencia de prensa celebrada en una visita a Helsinki, en Finlandia,  Macron insistió en que a la UE le interesaba “tener una relación estratégica con Turquía y con Rusia  para generar estabilidad, y que a largo plazo traería más fuerza y coherencia“.

    Esta situación se presenta aunque el 14 de julio de 2017 durante el acto de la celebración de la Fiesta Nacional de Francia en París, Macron manifestaba que jamas serían separados los dos países, en el acto ofrecía su apoyo al país norteamericano para establecer una férrea alianza al destacar una amistad histórica.

    Fuente: RT

    DS.

    Continúa leyendo

    Macron no apoya una retirada definitiva y total de Siria después de la guerra

    París, Londres, Berlín y Teherán debatirán la salida de EEUU del pacto nuclear

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...