• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un total de 521 migrantes fallecieron en el primer trimestre de 2018, intentando pasar el mar Mediterráneo, informó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) mediante un boletín de prensa.

    La organización internacional para los refugiados alertó los peligros que enfrentan los inmigrantes al tratar de llegar a Europa y a pesar que ha disminuido las cifras reportadas de indocumentados en el continente, la cantidad de vidas que se pierden siguen siendo elevadas, así como han sido víctimas de violencia, ultrajados y explotados.

    De acuerdo con la información de Acnur, mencionó como ejemplo a la nación italiana donde disminuyó los extranjeros en el territorio, pero en lo que va de año se reportó el doble de muertes, cifras que igualan a las del 2017.

    Asimismo, Acnur expresó su preocupación porque migrantes llegan a Europa con graves problemas de salud, luego de realizar la travesía por el mar mediterráneo y luego son ubicados en centros asistenciales donde la atención médica no son las más óptimas.

    Según, Pascale Moreau de Acnur, indicó en el documento que más de 3 mil 100 personas perdieron la vida el año pasado, mientras que 5 mil murieron en 2016 en los viajes hacia y a través de Europa.

    Moreau detalló que se le debe garantizar acceso rápido y efectivo a los migrantes en los mecanismos de protección y para que estos soliciten asilo, a su vez reiteró que el control de las fronteras nacionales y la ayuda a los refugiados no son acciones excluyentes ni incompatibles.

    Aprovechó la oportunidad para denunciar los delitos de los traficantes de seres humanos que se efectúan contra las mujeres y los niños sin acompañantes.

    Igualmente, en el comunicado se precisa que más de 17 mil niños y adolescentes llegaron a la región sin sus padres o tutores en 2017.

    Instó a las autoridades a fomentar la solidaridad con los indocumentados por parte de la comunidad internacional y a eliminar los obstáculos que limitan la entrada de los inmigrantes por vías legales de tránsito.

    En cuanto a los campamentos de refugiados, instó a mejorar las condiciones de estos y brindar una mayor atención a los migrantes, en especial para los más pequeños y a quienes han sido víctimas de violencia.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...