Tras diez años de lucha defendiendo la Laguna Azul amenazada por el proyecto minero Conga, de Newmont Mining Corporation, la campesina cajamarquina de Perú, Máxima Acuña y quien ha sido condecorada internacionalmente por su labor en la defensa del medioambiente, llegó hasta Filadelfia, Estados Unidos, el viernes 9 de febrero para participar en el Tribunal Federal y defender la permanencia de su juicio contra la minera en el país del norte.

Máxima Acuña y su abogada Mirtha Vásquez en Filadelfia, Estados Unidos.

Junto con su abogada Mirtha Vásquez y la organización Earth Rights International (ERI), Máxima Acuña de Chaupe, acudió ante la Corte para solicitar que Newmont sea juzgado en su país, pues la minera pidió el año 2017 que el juicio se realice en Perú.  Acuña y su familia se oponen pues piensan que es poco probable que en su país obtengan un juicio justo ya que Newmont ha corrompido los tribunales locales, según informaron desde Earth Rights International.

Esta demanda se hizo en septiembre de 2017 y busca detener el acoso y abuso físico y psicológico que ella y su familia ha sufrido por el personal de seguridad que trabaja para Newmont.

Durante la audiencia, la defensora ambiental enfatizó que seguirá luchando para obtener justicia. “Mi esperanza es que este tribunal observe todas las pruebas y que haya justicia. Newmont está en este país y aquí es donde tienen el control. Quiero vivir en paz. Por supuesto, seguiré luchando”, sentenció.

 

 

Loading...
No Hay Más Artículos