• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Tribunal Supremo de Pakistán absolvió este jueves a la cristiana Asia Bibi, juzgada por blasfemia, y anuló la sentencia de muerte que le había sido impuesta bajo la acusación de insultar al profeta Mahoma en 2009, en medio de amenazas de grupos islamistas que pedían su ejecución.

    “La sentencia a muerte se anula. Asia Bibi es absuelta de los cargos”, afirmó el presidente del Supremo, Saqib Nisar, al leer la sentencia de la apelación en una sala con presencia de comandos sin armas de las fuerzas militares.

    Nisar, al frente de un tribunal de tres jueces, indicó que si no hay otros cargos contra la cristiana “puede ser liberada”.

    Fotografía de archivo tomada el 20 de noviembre de 2018 y facilitada por el gobierno del Punjab que muestra a la cristiana Asia Bibi junto al gobernador de la provincia del Punjab, Salman Taseer (no fotografiado), durante una reunión en una prisión en Sheikhupura (Gobierno Del Punjab / Handout / EFE)

    El anuncio de la sentencia se produjo entre fuertes medidas de seguridad con efectivos de la Policía antidisturbios y especialistas en desactivación de bombas a la entrada de la sede del máximo órgano judicial.

    En el interior de la sala comandos del cuerpo antiterrorista sin armas fueron desplegados para mantener la seguridad.

    Los hechos

    Los hechos, que le costaron a Asia Bibi varios años de cárcel y casi la vida, sucedieron en junio de 2009, cuando la mujer fue por una taza de agua a un pozo durante un día caluroso en que estaba recogiendo frutas. Tras beberse un sorbo de agua fría, le ofreció la taza a otra mujer y de repente una de sus compañeras en las labores agrícolas gritó que el agua era de las mujeres musulmanas y que Bibi, “cristiana sucia”, la había contaminado, según recuerda en su autobiografía.

    Miles de islamistas reclamaron en diferentes ciudades paquistaníes su ejecución.

    “Creo que Jesús habría tenido un punto de vista diferente al de Mahoma”, respondió Bibi. Las mujeres le aconsejaron convertirse al islam, pero Bibi reiteró que no lo haría. “Creo en mi religión y en Jesucristo, quien murió en la cruz por los pecados de la humanidad. ¿Qué hizo su profeta Mahoma para salvar a la humanidad? ¿Y por qué debería ser yo la que se convirtiera en lugar de ustedes?”, se preguntó.

    En medio del revoltijo, alguien gritó “¡Blasfemia!”, palabra que definió el destino de la mujer: en Pakistán este crimen se castiga con la muerte. Bibi siempre ha negado haber blasfemado.

    El caso de Asia Bibi ha generado una gran indignación entre los pakistaníes, que desembocó en manifestaciones masivas y exigencias de ejecución. El partido de ideología islámica Tehreek-e-Labaik Pakistan (TLP), que ya organizó protestas en la ciudad de Lahore este mes, ha declarado que todos aquellos que han aceptado la apelación de la mujer cristiana y piden su liberación “merecen la muerte”, informa Reuters.

     

    Continúa leyendo…

    Irán, Arabia Saudita, Irak y Pakistán: Países que instrumentaron más la pena de muerte en el último año

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...