• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El papa Francisco se solidarizó este jueves con los millones de personas que cada día migran de sus países, en busca de mejores condiciones y calidad de vida. Por ello, sostuvo que en la cuestión de la migración no están en juego solo ”números”, sino ”personas”, con su historia, cultura, sentimientos y anhelos.

    Las declaraciones las ofreció con motivo del II Coloquio Santa Sede-México sobre migración internacional, que se realiza en el marco del 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos Mexicanos y la Santa Sede.

    Manifestó que, independientemente de su condición migratoria, “esas personas necesitan una protección continua”, incluyendo sus derechos fundamentales y dignidad.

    El Sumo Pontífice exhortó al mundo a brindarles compasión, dedicación y atención especial a los niños, sus familias, a las víctimas de las redes del tráfico de personas y a los desplazados por conflictos, desastres por fenómenos naturales y persecución.

    “Todos ellos esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa complicidad cómoda y muda que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación”, puntualizó desde El Vaticano.

    Apoyo de la comunidad internacional

    El Papa subrayó también que el fenómeno migratorio supera las posibilidades y medios de muchos Estados, por lo que requiere de la ayuda de toda la comunidad internacional en todas sus etapas, desde el país de origen hasta el de destino, además del regreso y los tránsitos.

    “Se necesita un cambio de mentalidad: pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que con su experiencia de vida y sus valores puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad”, aseveró.

    Finalmente, advirtió que el migrante es vulnerable, se siente solo y aislado, motivo por el cual hizo un llamado a tomar conciencia. “Es de importancia capital, si se quiere dar una respuesta concreta y digna a este desafío humanitario”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...