Por qué las armas hipersónicas rusas y chinas podrían generar miedo en los EE. UU.

En los últimos años, -de manera más fuerte bajo la administración de Donald Trump-, existe una tensión entre tres grandes potencias armamentísticas, estos son Rusia, China y EE. UU.

Esta tensión, que tienen como epicentro Estados Unidos (EE. UU.), se ha enmarcado en sanciones y guerras de aranceles, que copan la actualidad mundial, generando preocupación en la comunidad internacional, debido a que inicia factores que ya se creían superados, como lo fue la “Guerra Fría”.

La salida unilateral del país del norte de la América, -en la administración del entonces presidente George W. Bush-, del tratado  sobre Misiles Anti-Balísticos o Tratado ABM, -el cual fue un acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Soviética para limitar el número de sistemas de misiles antibalísticos (ABM) utilizados para defender ciertos lugares contra misiles con carga nuclear-, permitió iniciar la fabricación, por parte de este país, de misiles específicamente prohibidos en este tratado. Pero de igual forma, dio pie a Rusia a desarrollar armamentos de este calibre, hecho que derivó en el desarrollo del misil hipersónico.

Inicios y desarrollo

La investigación de este armamento, -peligroso y efectivo-, fue iniciado por los Estados Unidos, por lo que, fue seguido por Rusia y, posteriormente, China.

El arma Hipersónica Avanzada, conocida como AHW (Advanced Hypersonic Weapon), es uno de los productos que Estados Unidos ha venido desarrollando dentro de su programa de defensa conocido como Ataque Global Inmediato Convencional (en inglés, Conventional  Prompt Global Strike).

El AHW,  es una planeadora de alta velocidad; lanzada con un cohete acelerador de tres fases, que le permite alcanzar una velocidad muy alta y después se deja caer en planeo.

Resultado de imagen para Advanced Hypersonic Weapon

Pero este planeo o deslizamiento, -que es lo excepcional de este tipo de armas-, en el que la nave desciende sin la acción de un motor, ocurre a una velocidad extrema, superando por lejos, la velocidad del sonido, lo que se conoce en aeronáutica como Mach X (tomando la “X” como variable), que equivale a más del doble de la capacidad del avión Concorde.

Una de las características principales de este tipo de arma hipersónica es que, mantienen su trayectoria dentro de la atmósfera (no sale de ella como el misil balístico), y vuelan con una tecnología  llamada “air breathing”, que requiere la toma de aire para la combustión.

James Acton, codirector del Programa de Política Nuclear del Fondo Carnegie para la Paz Internacional, un centro de estudios con sede en Washington, explicó a BBC Mundo, que por definición se conoce así a los dispositivos armamentísticos que superan en su vuelo la velocidad del sonido. Es decir, los 1.235 kilómetros por hora.

En teoría, pueden ir a cinco, 10 e incluso 20 veces o más de la velocidad del sonido, hecho comprobado en las últimas pruebas con misiles hipersónicos.

Para tener clara la categoría de este tipo de equipos es necesario indicar que existen dos tipos de armas hipersónicas:

  1. Vehículos de desplazamiento hipersónico (HGV), que son como planeadores que son enviados al espacio, alcanzan enormes  altitudes y luego reingresan con trayectorias erráticas a la ubicación que es blanco.
  2. Misiles de crucero hipersónicos (HCM), que son  en esencia  una modalidad de proyectil que cuenta con un sistema de propulsión propio y rompe varias veces las barreras del sonido.

En ambos casos, pueden desplazarse a velocidades superiores a los 6.115 kilómetros por hora.

Resultado de imagen para Vehículos de desplazamiento hipersónico
Cohete hipersónico

Peligro para la EE. UU.

El que Rusia haya desarrollado y puesto en marcha en primera instancia esta tecnología, representa mucho peligro a los sistemas defensivos de esta nación, además del reto de encontrar la forma de defenderse de ella, lo que pudiese colocar en segundo plano el desarrollo ofensivo del armamento.

“Washington hasta hora tiene un sistema antimisiles que todavía no se sabe si funcionará de manera efectiva ante un ataque real, pero no tiene ningún mecanismo para defenderse de estos nuevos dispositivos”, explicó a BBC Mundo George Nacouzi, quien es experto en armas hipersónicas de la Rand Corporation, un think tank  y que asesora a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Resultado de imagen para Sistema antimisiles EEUU
Escudo antimisiles

“Las armas hipersónicas, por su parte presentan trayectorias de vuelo imprevisibles y se mueven a velocidades o altitudes variables, por lo que es muy difícil defenderse de estas cosas. Entonces, ni Estados Unidos ni ningún otro país tiene defensas efectivas para un ataque de este tipo”, agrega.

Por otra parte la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés),  ha reconocido que actualmente el país (EE. UU.), no dispone de medios para enfrentar a la nueva generación de armas hipersónicas de Rusia y China.

“China y Rusia están enfocadas en las armas hipersónicas porque su velocidad, altitud y maniobrabilidad pueden derrotar a la mayoría de los sistemas de defensa antimisiles y pueden ser usadas para mejorar las capacidades de ataque convencional y nuclear de largo alcance”, indicó un informe emitido por la GAO.

Por el momento, la Oficina advierte que en EE. UU. “no existen contramedidas” al respecto.

Esto coloca en una franca vulnerabilidad al país del norte, que hasta los momentos, es considerado el más desarrollado en materia militar del planeta, ejerciendo hegemonía en la materia, y, en muchos casos, utilizando esta condición como disuasivo a otras naciones, en imposición de pensamientos, estructuras y comercialización de bienes, que benefician en su totalidad a EE. UU.

Pero, ¿en qué se diferencia un Misil Balístico Intercontinental a un hipersónico y cuál es su potencial?

Según el experto Doug Richardson, quien es editor de la revista Janes, especializada en temas defensa y geopolítica en relación a misiles y cohetes, estas son armas muy distintas.

“Tienen una trayectoria de vuelo diferente”, asegura.

“Un misil balístico vuela haciendo un arco grande y alto”, de hecho puede salir y volver a entrar en la atmósfera antes de dar en el blanco asignado, explicó a la BBC Mundo.

Trayectoria de misil balístico

“Imagínate si quisieras lanzar una pelota de cricket lo más lejos posible la golpearías hacia arriba a unos 45 grados para conseguir la distancia máxima, igual que el vuelo de un Misil Balístico Intercontinental”, detalló Richardson.

Según el editor de la revista Janes, los Estados Unidos había contemplado la idea de incluir una bomba inteligente que estuviese cargada con explosivos en un misil intercontinental, lo que es una  alternativa que también pudiese darles como nación un alcance global.

“Pero el problema si llegan a lanzarla es, ¿cómo lo interpretarían los rusos y los chinos al verlo en el radar? Dirían EE. UU. acaba de lanzar un Misil Balístico Intercontinental y se pondrían en alerta máxima pensando que podría ser un ataque contra ellos”, comenta Richardson.

Sin embargo, este tipo de armas hipersónicas son claramente identificables.

“Los rusos o los chinos que supervisan los radares dirían “sabemos lo que es eso, no sabemos a dónde va pero no es una amenaza”, esta opinión basado en que el misil no tuviese carga explosiva. Sin embargo, en la actualidad, -como veremos más adelante-, se ha comprobado que es posible cargar estas armas hipersónicas con explosivos de diferentes tipos.

Si el misil hipersónico se encuentra cargado con una ojiva nuclear, en cuanto a precisión del disparo, este armamento se diferencia del balístico en que no necesitan de ella, ya que los destrozos pueden ser iguales sin necesidad de golpear en el objetivo identificado específicamente, solo debe estar cerca de ese punto.

Armamento de actualidad y del futuro

Esta arma parece sacada de la Guerra de las Galaxias y se mueve, -de hecho-, a “velocidades interestelares”.

Es tal su velocidad, que pueden hacer trizas la barrera del sonido y, -por ende también-, las de cualquier sistema de defensa existente.

Rusia, aunque ha logrado avances significativos, no es el único, el gobierno de China anunció en agosto de 2018, que probó con éxito por primera vez el Starry Sky-2, un dispositivo que pudo volar, según las autoridades de Pekín, a 7.344 kilómetros por hora.

Resultado de imagen para Starry Sky-2
Lanzamiento del Starry Sky-2

Esto representaría seis veces la velocidad del sonido, una rapidez tan descomunal que, -aunque parezca fantasía-, podría darle una vuelta completa al Ecuador en menos de dos horas.

Pero los chinos no son los primeros

Rusia anunció el mes pasado, con bombos y platillos, que sus MiG-31 que se encuentran desplegados en el Mar Caspio, están armados desde el mes de abril con un nuevo misil hipersónico, el Kinzhal.

Este misil que se encuentra en los aviones artillados, alcanza una distancia superior a los 2.000 km y una velocidad 10 veces mayor que el sonido, dándole una categoría dentro del rango efectivo de, alta peligrosidad.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quien presentó en sociedad dicho misil, el pasado 1 de marzo durante el discurso sobre el estado de la nación, desveló que puede portar tanto ojivas nucleares como cargas convencionales, y está en servicio en el Ejército ruso desde el 1 de diciembre pasado.

Igualmente aseguró que dicho misil es único en el mundo y que hace inútil el sistema antimisiles estadounidense, hecho confirmado por expertos y organizaciones especializadas en este tipo de armas y de origen estadounidense.

En comunicado emitido por el Ministerio de la defensa ruso, el misil ‘Kinzhal’ (“daga” en ruso), que tiene un alcance de más de 2.000 kilómetros y una velocidad diez veces mayor que el sonido, impactó directamente al blanco en un polígono militar.

“No tiene análogos en el mundo”, precisó el documento de la defensa rusa, que hizo énfasis en que la trayectoria de vuelo “aerobalística” del misil y que lo convierte en ilocalizable para los radares enemigos.

El 18 de diciembre, el mandatario ruso, Vladímir Putin, destacó que este tipo de armas innovadoras, como los misiles hipersónicos Kinzhal, le permiten a Rusia mantener el equilibrio de fuerzas con otros países, incluyendo a los EE. UU., pese al desequilibrio que existe entre estas dos naciones en los presupuestos de defensa.

EE. UU., por su parte, también desarrolla activamente su armamento hipersónico (mucho más ahora). El Pentágono tiene certeza de que estas armas se sumarán a los arsenales antes de lo esperado.

Es importante destacar que a principios de septiembre de este año (2018), el subsecretario de Defensa para Investigaciones e Ingeniería, Michael Griffin, declaró que el Pentágono necesita de por lo menos  20.000 millones de dólares para desarrollar sus armas hipersónicas.

Rusia: La llegada del misil hipersónico Avangard

El presidente ruso, Vladímir Putin, comunicó en una importante reunión con el Gobierno este miércoles, que las pruebas del nuevo armamento ruso – el sistema de misiles hipersónicos Avangard– concluyeron con éxito, lo que los coloca como primeros en el desarrollo de armamento con una  potencialidad que le permite cubrir distancias intercontinentales a una velocidad hipersónica de 24.140 kilómetros por hora (20 veces la velocidad del sonido), esto en información divulgado por la Agencia Sputnik.

Resultado de imagen para Avangard
Misil hipersónico Avangard

Otra de las características, que fue revelada por el Kremlin, es que el misil Avangard está dotado de una ojiva alada capaz de planear, y que durante el vuelo a velocidad hipersónica, la ojiva puede maniobrar horizontal y verticalmente antes de impactar contra el blanco designado, además le permiten evadir las zonas de defensa antimisiles de cualquier adversario.

A diferencia de las ojivas tradicionales, que siguen trayectoria balística, la de Avangard planea en las capas densas de la atmósfera, a una altura de decenas de kilómetros sobre la superficie.

En su trayectoria puede esquivar los sistemas antimisiles

Putin además reveló que este sistema estratégico intercontinental será parte de las Fuerzas Armadas de Rusia en 2019, “El Ejército recibirá el nuevo sistema estratégico intercontinental en 2019 (…) Es un acontecimiento importante en la vida de nuestras Fuerzas Armadas y en la vida de todo el país, que ya tiene un nuevo tipo de arma estratégica”.

EE. UU.: En espera

En 2015, la Fuerza Aérea de Estados Unidos anunció su objetivo de desarrollar un arma hipersónica para 2023 y mostró varios avances al respecto, pero ante el creciente avance que en esas fechas pudo ver de Moscú y Pekín, en Washington comenzaron a manifestar preocupación por lo que pasaba en el otro lado del océano.

Hace muy poco, la Agencia de Defensa de Misiles de EE. UU. solicitó US$120 millones en presupuesto para 2019, esto con el fin de desarrollar defensas de misiles hipersónicos.

Podemos ver cómo, los diferentes acontecimientos se han desarrollado rápidamente y de manera imprevista para el gobierno estadounidense, ahora, al igual que en la carrera por la conquista  del espacio, cuando los rusos colocaron al primer hombre fuera de la atmósfera de la Tierra con Yuri Gagarin, los norteamericanos visualizaron la llegada a la luna, como el verdadero reto, restando importancia a este suceso de gran envergadura. ¿Estarán dispuestos ahora, a cambiar la estrategia para hacer ver como menos los resultados del actual éxito ruso?, o ¿asumirán esto como una realidad, intentando llegar (de terceros), a la meta del misil hipersónico con ojivas?.

Esto no lo sabemos, pero lo que se puede asegurar, es que EE. UU. está muy preocupado por los eventos y triunfos obtenidos en Rusia, ya que, los deja en una franca vulnerabilidad defensiva y ofensiva. Sin capacidad de respuesta, eliminando por completo la efectividad del escudo antimisiles, colocado por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la mayoría de los países que hacen frontera con Rusia, lo que, por ahora, representa una debilidad de gran envergadura a enfrentar por la administración Trump.

Otras notas de interés

Rusia lanzó misil hipersónico capaz de alcanzar cualquier blanco en el mundo

Rusia en alerta por despliegue militar de la OTAN en sus fronteras marítimas

Pedro Guzmán
En principio Humanista y amante de la vida. Periodista, Magister Scientuarun en Relaciones Internacionales

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,167,723FansMe gusta
113,162SeguidoresSeguir
290,101SeguidoresSeguir
16,244SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Trump veta resolución del Congreso para mantener viva la guerra contra...

Mientras decenas de países y organizaciones internacionales llaman a las partes a buscar una solución al conflicto que amenaza con acabar Yemen, el presidente...