• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En solamente siete meses, desde enero hasta julio del presente año 2018, más de 200 mil personas se han visto obligadas a desplazarse internamente, producto del conflicto por el que actualmente atraviesa la República Islámica de Afganistán.

    Así lo dio a conocer este miércoles la Oficina de la Organización de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha, siglas en inglés), a través de un comunicado hecho público.

    “Del 1 de enero al 10 de agosto de 2018, 209.000 personas han huido de sus casas debido al conflicto en Afganistán, con 31 de las 34 provincias registrando desplazamientos forzosos”, revela el informe.

    Ante estas alarmantes cifras, funcionarios afganos y agencias humanitarias han expresado su preocupación por el creciente número de familias desplazadas en el país.

    De acuerdo al documento, “las familias desplazadas a menudo se encuentran en condiciones precarias arriesgando su bienestar y su dignidad con alojamientos inadecuados, falta de comida y agua, acceso insuficiente a instalaciones de saneamiento y sanidad, así como falta de protección”.

    Los desplazamientos también afectan a la vida de las mujeres y los niños afganos debido a que no tienen acceso a instalaciones sanitarias y escolarización, publica la agencia Xinhua.

    Desde el año 2001, más de un millón de afganos se han visto desplazados debido a los diferentes conflictos que se registran en la nación, con el empeoramiento de la situación de seguridad y la actual insurgencia forzando a la población a abandonar sus casas en busca de lugares más seguros.

    Mayor número registrado de víctimas

    Un balance anual emitido por la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama), señaló que la guerra que vive este país asiático desde hace 17 años produjo más de 10.000 muertos y heridos civiles en 2017.

    Entre estas víctimas, 2.965 fueron causadas por ataques suicidas y “ataques complejos”, categoría que engloba la incursión por grupo armado con explosivos. Es el mayor número nunca registrado por la organización desde el inicio del conflicto.

    Un total de 57 ataques suicidas y otras modalidades de atentados han dejado 605 muertos y 1.690 heridos entre la población no combatiente a lo largo del pasado año, señala el informe.

    Solo en el año 2017, se reportó la cifra de más de 445.000 afganos desplazados.

    Continúa leyendo

    Otro ataque talibán en Afganistán: 30 muertos entre policías y soldados

    Colombia: 640 desplazados dejan combates y amenazas de grupos armados en Nariño

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...