• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de Sudán, Omar Al Bashir, decretó este viernes 22 de febrero estado de emergencia nacional por un año y anunció la disolución del Gobierno.

    El anuncio lo hizo el Mandatario, al pronunciar un discurso en Jartum, la capital, que fue transmitido por los medios árabes.

    El Jefe de Estado informó que “se disuelve el Gobierno de unidad nacional así como los Gobiernos de los estados del país”.

    Según las informaciones recogidas por la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA, la decisión tiene como objetivo hacer frente a la grave crisis económica que sufre Sudán, sin hacer mención de las manifestaciones que se suceden desde hace meses contra él.

    Al Bashir, quien lleva en el poder desde 1989, solicitó al Parlamento aplazar la vista de las enmiendas constitucionales que le permitirían postularse para un nuevo mandato “para facilitar el diálogo”, reseñó la televisión Al Arabiya, según la Agencia Sputnik.

    Conflicto social

    Recientemente, el partido opositor sudanés Al Umma denunció la detención de 17 opositores poco antes del comienzo de una protesta contra Al Bashir, en Jartum.

    Las protestas en Sudán estallaron en diciembre pasado en las ciudades de Al Qadarif y Atabara, tras la decisión del Gobierno de aumentar los precios del pan, cuya escasez se sufría ya desde hacía varias semanas.

    Los manifestantes tomaron las calles también en otras ciudades para protestar por el alza de los precios y expresar su rechazo a la situación económica en general.

    Decenas de fallecidos

    Hasta el momento, las autoridades contabilizan más de 30 muertos en las manifestaciones, incluidos dos policías. Grupos de derechos humanos calculan al menos 40 fallecidos durante las protestas, las más importantes desde que Al Bashir llegó al poder en un golpe de Estado en 1989.

    Al Bashir ha responsabilizado de las protestas a “agentes” extranjeros y ha retado a sus rivales a tratar de llegar al poder a través de las urnas.

    Un asesor de la Presidencia de Sudán rechazó la semana pasada los llamamientos a favor de la creación de un Gobierno de transición y reiteró que la salida del poder de Al Bashir será solo a través de las urnas. Las próximas elecciones se celebrarán en 2020.

    Sudán canceló acuerdos militares con Corea del Norte por temor a sanciones de Washington

    Acuerdan “alto al fuego permanente” en Sudán del Sur

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...