• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La sobredosis por adicción a estupefacientes provocó en 2017 un total de 72.287 muertes en Estados Unidos, tal y como revelan las últimas estadísticas del Centro para el Control de las Enfermedades (CDC).

    Es una cifra récord, que representa un incremento de 10% en comparación con el año pasado, y que supera a las víctimas mortales registradas por accidentes de tráfico o por la violencia con armas de fuego

    De acuerdo con el informe, el 67,7 % de las muertes fueron causadas por el consumo de opiáceos (49.000 casos).

    Sin embargo,  el principal factor del incremento de sobredosis es el consumo de otra droga sintética, el fentanilo, que mató a 29.000 personas y es 50 veces más potente que la heroína.

    Los estados con el mayor índice de mortalidad son los de Virginia Occidental, Pensilvania y Ohio.

    Aunque en Massachusetts, Vermont, Wyoming y Montana se empieza a apreciar una reducción de muertes por sobredosis, estos estados son la excepción, porque en el resto del país siguen en aumento los casos.

    La suma total de las muertes por sobredosis equivale a una persona fallecida cada ocho minutos, advierte el informe del CDC, citado por El País.

    Control a las farmaceúticas

    Ante este escenario, el presidente Donald Trump declaró el año pasado la situación de “emergencia de salud pública” y el Departamento de Justicia y la Agencia Antidroga (DEA) propuso que se le aplique a las empresas farmacéuticas un límite de producción de sustancias que pueden ser  utilizadas indebidamente.

    De este modo, se busca reducir el volumen de medicamentos, como analgésicos, que se venden ilícitamente en el mercado negro o que facilitan la adicción.

    El DCD también advirtió que las muertes por sobredosis con opiáceos, que incluyen los analgésicos, se duplicaron entre 2002 y 2015 en Estados Unidos, por lo que instó a los proveedores de salud a ser más cautelosos en la prescripción de este tipo de medicamentos.

    Caos en un parque estadounidense: 76 casos de sobredosis de droga en 24 horas

    Se cuadruplicó el número de embarazadas adictas a los opiáceos en EE. UU.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...