• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La más grande refinería de Canadá, de nombre Saint John, situada en el este del país, registró este lunes una fuerte explosión que ocasionó un gran incendio, dejando varias personas heridas, aunque ninguna de ellas de gravedad.

    Según informó la compañía propietaria de la instalación, Irving Oil, el incidente ocurrió específicamente a las 10:16 hora local, al estallar una unidad de tratamiento de diesel, como consecuencia del mal funcionamiento, cuya función es eliminar el sulfuro del combustible.

    El incidente produjo  llamaradas de hasta 30 metros de altura y una densa nube de humo negro que cubrió rápidamente la urbe más poblada de la occidental provincia de Nuevo Brunswick, donde viven unas 70.000 personas.

    Los equipos de emergencia señalaron a las 19.00 hora local, que la situación en la refinería se había estabilizado, aunque advirtieron que se podían producir nuevos incendios y explosiones, informó ABC.

    Irving Oil indicó a través de un mensaje publicado en la red social Twitter que todos los empleados y contratistas están localizados. La refinería, inaugurada en 1960, ubicada a pocos kilómetros de varios vecindarios, da empleo a unas mil 400 personas y tiene una capacidad de 320 mil barriles diarios.

    Por otra parte, el alcalde de la ciudad canadiense, Don Darling, reclamó mayores medidas de seguridad en las industrias e indicó que debido a la celebración del Día de Acción de Gracias canadiense, posiblemente limitó el número y gravedad de los heridos, ya que en el momento del accidente solo trabajaban una fracción de los empleados habituales, publica Prensa Latina.

    Uno de los trabajadores que se encontraban en la refinería en el momento del accidente, Jonathan Wright, declaró a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, que la explosión les lanzó al suelo y que “solo se podían ver llamas”.

    Trascendió que ya fueron iniciadas las investigaciones pertinentes para determinar si existen responsables, así como se espera que en las próximas semanas y meses se realicen discusiones enfocadas en fortalecer las medidas de seguridad industrial.

    A.L.

    Canadá pretende negociar con indígenas la ampliación de un polémico oleducto

    Autoridades ambientales trabajan para controlar derrame en refinería cubana

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...