• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Moscú insta a Londres a no destruir las pruebas del caso Skripal a través de la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

    “Recomendamos con insistencia a Londres no tener prisa en eliminar las pruebas”, afirmó en una rueda de prensa.

    Al tiempo que  reiteró que su país está dispuesto a colaborar de forma constructiva con el Reino Unido para esclarecer lo sucedido conforme lo establece  el derecho internacional.

    Incoherencias en las investigaciones

    Luego que el Departamento británico del Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA) anunciara el fin de las actividades para limpiar los lugares donde se encontraron las trazas de la sustancia tóxica.

    Un representante de la embajada rusa en Lóndres señaló a la agencia Sputnik sus sospechas que la “desinfección” en la ciudad británica de Salisbury  tiene por objetivo eliminar las pruebas.

    Destacó, que existen una serie de incoherencias en los argumentos del Reino Unido, en particular al momento de explicar por qué solo tres personas (los dos Skripal más un policía) fueron envenenadas cuando supuestamente existían muchos lugares de la ciudad contaminados.

    En ese contexto precisó que solo el restaurante Zizzi, el bar Mill, el banco donde fueron hallados inconscientes los Skripal, su propia casa, las estaciones de ambulancia y la resdiencia del policía Nick Bailey presentan evidencias de sustancias tóxicas.

    “Estas incoherencias que se pueden observar a simple vista nos hacen pensar que la llamada desinfección que incluirá incineración de objetos posiblemente infectados, en realidad forma parte de una política de eliminación de pruebas importantes y útiles,” subrayó.

    A principios de marzo pasado, Serguéi Skripal, un exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia fueron hallados inconscientes cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

    La policía estableció que los dos fueron envenenados con una sustancia tóxica de acción neuroparalizante.

    Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, Londres responsabilizó a Rusia de estar detrás del supuesto intento de envenenamiento de los Skripal, alegando que la sustancia procede de Rusia, pese a que su origen exacto sigue sin establecerse.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...