• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; de Irán, Hasan Rohaní; y de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, buscarán concretar pasos para alcanzar una solución política al conflicto que vive Siria desde 2011.

    Este lunes, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, confirmó que los Mandatarios garantes del proceso de negociación se reunirán en la ciudad rusa de Sochi, el próximo jueves 14 de febrero

    El objetivo del encuentro será abordar las perspectivas de una negociación política en la nación árabe y avanzar en la conformación de una agenda en torno a la discusión de la Constitución de Siria, informó Telesur. 

    El canciller Serguéi Lavrov anunció hora y lugar del encuentro. Foto: Sputnik.

    El pasado 25 de enero, Lavrov adelantó que estos tres países, “gracias a un trabajo muy escrupuloso con el Gobierno de Damasco y los opositores, prepararon propuestas sobre la composición del comité constitucional”.

    En esa oportunidad, destacó que esperan “que en el futuro inmediato este comité pueda sostener su reunión constituyente”.

    La finalidad de esa instancia, cuya creación se decidió en el Congreso de Diálogo Nacional Sirio que se realizó en enero de 2018 en Sochi, es “agilizar el proceso político en Siria”. Tiene a su cargo la introducción de las enmiendas a la Constitución existente y trabajar con la participación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), refirió Sputnik. 

    Además de los auspicios de la ONU, la solución al conflicto sirio se busca también en la plataforma de Astaná, patrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

    Una de las mayores discrepancias entre los garantes es que Ankara parte de que la resolución de la crisis pasa por la salida del presidente sirio, Bashar Al Asad, con cuya administración no mantiene contactos directos.

    Así lo reiteró el mes pasado el canciller turco, Mevlut Cavusoglu: “Rusia y Turquía coinciden en la solución política a la crisis en Siria, excepto en el problema de Asad; partimos de que debe irse”.

    Mientras que desde Moscú se mantiene el principio de no injerencia en ese tema, pues sostienen que el destino del Mandatario sirio lo debe decidir solo el pueblo de ese país.

    Un 2018 de avances para Al Asad

    El año pasado, el Ejército ruso consolidó grandes avances contra los grupos terroristas, patrocinados por potencias como Estados Unidos, y aseguró el control sobre más del 90 % del territorio.

    A finales de 2018, la Casa Blanca anunció el comienzo de la retirada de sus tropas. Sin embargo, Trump aclaró en enero de 2019 que nunca dijo si el proceso sería rápido o lento.

    “Nunca dije que voy a salir mañana. Queremos proteger a los kurdos en Siria, pero no queremos quedarnos allí para siempre. No ingresé a EE. UU. a Siria, sino que fuimos a realizar ataques precisos, pero aún estamos allí y no quiero ver a nuestros soldados en los hospitales”, dijo el pasado 3 de enero.

    No lograron sus objetivos: Reino Unido reconoce su fracaso junto a EE. UU. en Siria

     

    Al menos 11 muertos y decenas de heridos en ataque de Israel en Siria

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...