• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Ante la pretensión de Estados Unidos de  destruir o reformar el actual sistema con el objetivo de  limitar la proliferación de armamentos en el mundo, en especial, los nucleares, Rusia ha planteado su preocupación.

    Tanto Rusia como la nación norteamericana tienen una responsabilidad de mantener la estabilidad estratégica en el orbe, así lo señaló el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, en declaraciones a la agencia italiana Agi,  al destacar que ambos países  son los poseedores de los mayores arsenales de armas de destrucción masiva. 

    Las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, de que su país va a fortalecer su poderío nuclear hasta que otros ‘no entren en razón’, están dirigidas a nuestra nación y China, estimó Lavrov.

    La Casa Blanca  anunció su posible salida del Tratado de Armas Nucleares de mediano y corto alcance (INF), con la intención de garantizar para sí una total libertad de acción.

    También se encuentra  el planteamiento de la extensión en 2021 del Tratado de Limitación y Eliminación de Armas Estratégicas Ofensivas (Start-3), sin embargo, especialistas y algunos círculos políticos en el país norteño ponen en duda que eso pueda suceder,  así lo resaltó el diplomático ruso, quien realiza una visita a Italia.

    Igualmente el diplomático  catalogó la política del país norteamericano, como una  escuela de pensamiento peligrosa, la posición de salirse del INF y dejar a un lado el Start-3 constituye una decisión  carente de perspectiva.

    Para Lavrov, el regreso a la política de garantía de destrucción mutua entre Rusia y Occidente, nada tiene que ver con el siglo XXI y en ese sentido se preguntó si la concentración de la alianza atlántica en la frontera rusa y la respuesta de Moscú ofrece más seguridad para el mundo.

    Sin embargo, crecen las áreas y retos frente a los cuales Rusia y Estados Unidos podrían trabajar de conjunto: desde la lucha antiterrorista hasta la solución de situaciones de crisis regionales o, incluso, el clima, argumentó el ministro de Asuntos Exteriores.

    Visita a Italia

    El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, al mismo tiempo, consideró que las relaciones entre su país e Italia van en ascenso y de ello, afirmó, hablan los fructíferos resultados de la reciente reunión en esta capital entre el presidente Vladimir Putin y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

    Unas 500 empresas italianas mantienen sus trabajos en Rusia,  pese a las sanciones unilaterales impuestas al país euroasiatico por la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Canadá y otras potenciales occidentales.

    Además de las inversiones italianas en Rusia, el país europeo prevé participar con su compañía ENI en la construcción del gasoducto Torrente Norte 2, que lleva gas directo desde esta nación a una planta concentradora en Alemania, tras atravesar el fondo del mar Báltico.

    En Italia son cada vez más los políticos a diferentes niveles que proponen poner fin a las sanciones unilaterales aplicadas por Occidente contra esta nación desde que en 2014.

    Con información de Prensa Latina

    Continúa leyendo

     

    Un muerto y tres heridos tras explosión en la sede del Servicio Federal de Seguridad de Rusia

    Moscú sobre la salida de Washington del Tratado INF: “Esa decisión reforzará a Rusia a tomar medidas de seguridad”

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...