• El Ciudadano | Edición Internacional
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Protestas para la quema de la bandera israelí y el izado de la bandera palestina“, se llevan a cabo, durante el tercer viernes consecutivo de enfrentamientos en la Franja de Gaza.

    Las manifestaciones y enfrentamientos han dejado un saldo de 34 palestinos muertos por disparos de los francotiradores del Ejército israelí, y unos 3.000 más heridos, hoy se suman siete palestinos a esta última cifra, seis al este de la ciudad de Gaza y uno al este del campo de refugiados de Al Bureiy, gravemente herido con un disparo en la cabeza.

    Sin tregua, el Ejército israelí mantiene su política de reprimir a los manifestantes como lo ha hecho durante estas dos últimas semanas. Los grupos de defensa de los derechos humanos califican de ilegales las acciones empleadas por los israelíes, sosteniendo que imponen una fuerza letal contra manifestantes desarmados.

    A pesar de esto, las marchas continuarán hasta mayo y cada vez se suman más personas en repudio a las condiciones de vida de los dos millones de residentes en el territorio y al “derecho de retorno” de los refugiados palestinos y sus descendientes de territorios invadidos por Israel. Se trata de unos 700.000 palestinos expulsados de sus tierras o que huyeron durante la guerra que siguió a la creación de Israel el 14 de mayo de 1948.

    El bloqueo fronterizo, por parte de Egipto e Israel, lleva más de 10 años y ha supuesto un 50% de desempleo y un recorte de electricidad brutal en la Franja de Gaza que solo cuentan con el servicio de luz durante menos de cinco horas al día, además de tres ataques militares, un estado de sitio y una crisis humanitaria.

    Entre los palestinos muertos el viernes 6 de abril figura un periodista, Yaser Murtaja, quien, según testigos, llevaba puesto un chaleco que lo identificaba como periodista cuando los soldados le dispararon. La bala disparada por un francotirador israelí le alcanzó el abdomen.

    Loading...