• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La lucha de Siria por defender su territorio y expulsar a terroristas y fuerzas militares estadounidenses de la región, así como liberar a Palestina, alimenta el 72 aniversario de su Independencia del ocupante francés, caído un 17 de abril de 1946, y que se celebra este martes.

    Secundada por multitudinarias manifestaciones populares en repudio a la reciente agresión de Estados Unidos y sus aliados occidentales (quienes buscan colonizar e instalar una monarquía como la de Arabia Saudita que sirva a sus intereses), desde la Plaza Omeya la víspera, en Damasco, jóvenes congregados ondean banderas, entonan cantos y consignas que hablan la importancia de la libertad y la resistencia en tiempos belicistas.

    Recordando que Siria es un país soberano y aprovechando la fiesta nacional, exigen poner fin a los intentos imperiales que plantean dividirla y debilitarla, según recoge el portal de Prensa Latina. El acto central nacional se realizará en el Anfiteatro del Castillo de Alepo, provincia homónima, ubicada a unos 360 kilómetros al norte de Damasco.

    Han sido invitados dirigentes del gobierno de Bashar Al Assad y diplomáticos acreditados en Damasco. El programa cultural buscará resaltar el espíritu de lucha rebelde de la nación.

    La fecha rinde homenaje a la batalla ocurrida en la ciudad de Maysolum, ubicada a 50 kilómetros al oeste de la capital, en la actual frontera con El Líbano. Allí el héroe Yussef Al Azmeh enfrentó al ejército colonialista francés, liderado por el general Ghoro. A pesar de la desventaja en hombres y armas, la gloria del país árabe fue posible dada la unión del pueblo. 25 años de guerra en los que otros revolucionarios como el sultán Basha Al Atrash y el jeque Saleh Al Ali sacrificaron también sus vidas para lograr la libertad.

    Esperanzados y con estos hechos en mente, muchos ciudadanos comparan lo ocurrido entonces con la situación que hoy les aqueja advirtiendo que esta agresión de potencias occidentales, que apoyan a grupos terroristas, seguirá siendo librada a pesar de los casi ocho años que lleva la batalla.

    Su determinación, en este sentido, alcanzó que el Ejército sirio recuperara de manos de los terroristas más del 70 por ciento del territorio de este país mesoriental, aunque la guerra destruyera gran parte del aparato productivo e industrial, además del patrimonial, al atacar ciudades históricas y de interés turístico como Palmira. Sin dejar de mencionar la cantidad de muertos que hoy supera los 300 mil.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...