• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La carta del físico alemán Albert Einstein (1879-1955), escrita en 1954, un año antes de su muerte, a los 76 años de edad, será subastada por Christie’s en Nueva York, Estados Unidos (EE. UU.) en diciembre del presente año.

    En la carta escrita por el reconocido físico que desarrolló la teoría de la relatividad y la explicación teórica del movimiento browniano y el efecto fotoeléctrico, se afirma que Dios no es sino “el producto de la debilidad humana”.

    La misiva fue escrita por Albert Einstein desde Princeton, Nueva Jersey, al filósofo judío alemán Eric Gutkind, en respuesta a su libro “Escoger la vida: la llamada bíblica a la rebelión”, destacó la agencias de noticias AFP.

    “La palabra Dios no es para mí nada sino la expresión y el producto de la debilidad humana, la Biblia una colección de leyendas venerables pero aún bastante primitivas”, escribió el físico alemán cuyo nombre es sinónimo de genio.

    Albert Einstein Dios

    La misiva fue escrita por Albert Einstein desde Princeton, Nueva Jersey, al filósofo judío alemán Eric Gutkind. Foto Web.

    “Ninguna interpretación, no importa cuán sutil, puede (para mí) cambiar nada de esto”, añade el ganador del premio Nobel de Física en 1921.

    La carta de una página y media será subastada por Christie’s en Nueva York el 4 de diciembre del presente año. Su valor es estimado en entre 1 millón y 1,5 millones de dólares. Antes fue ofrecida en subasta en 2008, y comprada por un coleccionista privado por  404.000 dólares, dijo Christie’s.

    “Es una de las declaraciones definitivas en el debate de ciencia versus religión”, dijo Peter Klarnet, experto en libros y manuscritos en la casa de subastas.

    Hijo de judíos askenazí, Einstein huyó de Alemania a EE.UU a los 54 años, a la llegada de Adolf Hitler al poder. En su carta asegura que el judaísmo no es superior a otras religiones y que los judíos no son el pueblo elegido.

    “Para mí la religión judía no adulterada es, como todas las otras religiones, una encarnación de la superstición primitiva”, escribió Einstein a Gutkind.

    “Y el pueblo judío al que con mucho gusto pertenezco, y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, aun para mí no tiene ningún tipo de dignidad diferente de los otros pueblos”, aseveró el físico.

    Otras notas de interés:

    Dios según Einstein

    La teoría sobre la felicidad que Albert Einstein escribió en unas hojas sueltas, vendidas por US$1.500.000

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...