• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un problema de funcionamiento del sistema híbrido, que combina un motor tradicional de gasolina con otro motor eléctrico, ocasionó que la reconocida empresa automotriz japonesa Toyota decidiera llamar a revisión a 2,43 millones de coches distribuidos en el mundo.

    La decisión es una medida asumida con el objetivo de evitar accidentes, sin embargo, explican que algunos de los vehículos podrían dejar de funcionar correctamente por un defecto en su sistema híbrido que, incluso, provocaría que esos autos se detuvieran.

    El fabricante detalló que se habían registrado pocas anomalías de este tipo, solo tres en el país nipón, y precisó que no se produjo ningún accidente en el archipiélago, aunque no ofreció datos de otros países, publica Prensa Latina.

    A través de un comunicado hecho público este viernes, especifica que el retiro de los modelos Prius, Prius Alpha, Prius V, Prius Plus y Auris incluye 1,25 millones vendidos en Japón, 830.000 en Estados Unidos, 290.000 en Europa, 3.000 en China y 60.000 en África, Oceanía y otras regiones. Todos los afectados fueron producidos de octubre de 2008 a noviembre de 2014.

    Los vehículos involucrados fueron diseñados para entrar en un modo de conducción segura en respuesta a ciertos fallos del sistema híbrido, pero la compañía ha detectado que “en raras ocasiones” el coche no entra en este modo y puede “perder potencia y calarse”.

    “Si bien la dirección asistida y el frenado se mantendrían operativos, un calado del vehículo mientras se conduce a velocidades más altas podría aumentar el riesgo de accidente”, añadió un portavoz en declaraciones a la agencia de noticias Efe.

    El fabricante explicó que esta revisión está destinada a solucionar “un nuevo problema en los vehículos involucrados en las retiradas anunciadas en febrero de 2014 y julio de 2015”, en las que no se detectó este fallo del software.

    Durante los más recientes años, Toyota tuvo que llamar a revisión a un gran número de autos por varias razones, incluyendo bolsas de aire defectuosas suministradas por la empresa de repuestos de vehículos Takata.

    Mientras que en 2015, tuvo que retirar 6,5 millones de vehículos en todo el mundo debido a un interruptor de ventana defectuoso que podría causar un cortocircuito.

    Hace un mes aproximadamente, asumió la misma medida con más de un millón de automóviles de esta tecnología híbrida.

    A.L.

    El vehículo del futuro planeado por Uber y Toyota

    (Video) El auto más impresionante del Salón de París está hecho de Lego

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...