• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de EE. UU., Donald Trump, declaró este sábado que EE. UU. invitó a la novia del periodista saudí desaparecido, Jamal Khashoggi, a la Casa Blanca.

    “Nosotros invitamos a su novia al gabinete ovalado”, dijo el líder estadounidense durante un encuentro con el pastor de su país liberado en Turquía,  Andrew Brunson.

    Trump expresó además su pesimismo sobre la suerte de Khashoggi, agregando que el asunto “luce mal”.

    El mandatario agradeció a su par de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y al pueblo turco, por la liberación del pastor.

    “Eso será un enorme paso de avance en nuestras relaciones”, destacó Trump.

    A principios de este octubre, la Asociación de Medios de Comunicación Turco-Árabes informó que Khashoggi, quien colaboraba como columnista con The Washington Post, desapareció en Turquía.

    El periodista fue visto por última vez entrando al Consulado General de Arabia Saudí en Estambul.

    Según su pareja, una ciudadana turca con la que iba a casarse, Khashoggi fue invitado al Consulado General para obtener los documentos necesarios para su matrimonio, mientras ella se quedó afuera esperando.

    Tras cinco horas, uno de los empleados del Consulado General le dijo a la mujer que su prometido ya se había ido.

    Los informes de los medios estadounidenses aseguran que los investigadores turcos creen que el periodista fue asesinado en la legación, acusaciones que que rechazan las autoridades saudíes.

    Según el consulado saudí, el periodista desapareció después de abandonar el edificio de la misión diplomática. Las cámaras de vigilancia supuestamente no funcionaban aquel día.

    El viernes pasado el tribunal turco de Esmirna puso en libertad a Brunson tras haberlo sentenciado a tres años, un mes y 15 días de prisión.

    La entidad judicial dio por cumplida la condena y levantó todas las medidas cautelares al religioso, incluida la prohibición de salir al extranjero.

    Brunson, quien llevaba más de dos décadas residiendo en Turquía y era pastor de una iglesia protestante de la provincia de Esmirna, fue encarcelado por sus presuntos vínculos con el movimiento del clérigo islamista Fethullah Gulen y apoyo al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, reconocido como terrorista por Ankara.

    Otras noticias de interés

    Trump: Si ganan los demócratas, EE. UU. se convertirá en Venezuela

    Con Bolsonaro se consolidaría la tendencia ultraderechista liderada por Trump

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...