• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso ampliar el plazo de detención de los menores inmigrantes indocumentados, a través de la ruptura de un acuerdo judicial que establece un límite de 20 días para su arresto.

    La iniciativa del Ejecutivo implicaría terminar con el llamado “acuerdo de Flores”que fue aprobado en 1997, que marca ese límite de 20 días como tiempo máximo permitido a las autoridades para mantener privados de libertad a los niños que acceden al país de forma irregular.

    Por la aplicación de este instrumento, muchos padres y niños atrapados al entrar de forma ilegal al país, eran liberados mientras sus solicitudes de asilo eran evaluadas por los tribunales, una práctica fuertemente criticada por Trump.

    Incluso, fue uno de los argumentos que utilizó el  Mandatario a principios de año para separar a más de 2.500 niños de sus padres, como parte de su política de “tolerancia cero” contra todos aquellos que cruzaran la frontera de forma ilegal.

    Debido a la condena internacional, Trump debió promulgar el pasado 20 de junio un decreto para derogar esta práctica.

    Familias inmigrantes detenidas

    Con la nueva propuesta, los niños inmigrantes podrían permanecer detenidos junto a sus familias de forma indefinida.

    “Los resquicios legales entorpecen la capacidad del Departamento de detener apropiadamente y expulsar rápidamente a familias que no tienen base legal para permanecer en el país”, indicó en un comunicado la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

    “Esta norma le permite al Gobierno federal aplicar las leyes de inmigración como fueron aprobadas en el Congreso”, reiteró Nielsen.

    El comunicado destaca que la decisión del Ejecutivo de “acabar con el FSA (acuerdo de Flores) es un paso importante para recuperar el control sobre la frontera”.

    Esta una de las prioridades para Donald Trump, quien  incluso amenaza al Congreso con un cierre de Gobierno si no le aprueba los fondos para su política antimigratoria.

    Voces en contra

    Diferentes organizaciones defensoras de derechos humanos ya han elevado su voz en contra de esta nueva acción de Washington.

    Una de ellas es la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que manifestó que “es asqueroso ver al Gobierno de Estados Unidos buscar formas para encarcelar más menores por más tiempo”, y describió la medida como otro “ejemplo de la hostilidad hacia los inmigrantes de la administración Trump“.

    Denuncia de abusos contra niños sube la presión para reunir a familias migrantes

    Unicef asegura que los niños migrantes corren grandes riesgos al llegar a las autoridades estadounidenses

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...