• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las redes sociales han jugado un papel importante para expresar el afecto y amor a familiares, amigos y conocidos. Pero, esta herramienta al que tienen acceso millones de personas en el mundo también han sido un espacio para la denuncia del acoso, la violencia y para que las víctimas cuenten sus historias.

    El impacto de esta comunidad virtual, ha sido bien manejada por un niño francés de siete años de edad, víctima del acoso repetido de un compañero de clase. El pequeño, cansado de sufrir burlas y golpes, expresó estar dispuesto a morirse para poder liberarse del dolor.

    “Buenos días, soy Charlie, tengo siete años. Voy a la escuela de Notre-Dame, en Verdún [Lorena, Francia. Desde el año pasado hay un chico que se llama Nathan que me golpea todo el tiempo. Le he dicho a mi mamá que tengo ganas de reunirme con Dios y morirme. Estoy harto de ese niño”, manifestó el pequeño entre las lágrimas en el video filmado por su hermana mayor con el fin de darle difusión al caso.

    Pero, horas después de publicar la grabación en su cuenta de Facebook, la joven lo borró por miedo a que su hermano y la familia padecieran consecuencias. La historia no culminó con la confesión del niño acosado, sino que una estudiante de la secundaria, usuaria en Twitter con el pseudónimo @Manue_aldc, descargó el vídeo antes de ser borrado y lo publicó en su cuenta con el permiso de la familia del niño acompañado de comentarios e interrogantes.

    “Es realmente horrible, a la edad de 7 años ya piensa en morir, ¿cuándo se le ocurre a alguien a acosar a una persona hasta el punto de destruirla?”, comentó la estudiante junto a la grabación reproducida más de 1,5 millones de veces en el momento de la publicación de este artículo.

    Las reacciones en cadena se produjeron de inmediato en solidaridad con el niño, quien ha recibido decenas de miles de comentarios de apoyo y algunos internautas expresaron su deseo de castigar a su acosador y agresor.

    Las autoridades municipales y de la escuela de Charlie en Francia, afirmaron estar al tanto de la situación y estar trabajando ya en el caso, ya que la madre lo denunció, según Le Parisien.

    “No creo que pueda devolverle la sonrisa al pequeño Charlie solo por un tuit, pero gracias a todos por ponerse en contacto con la familia para intentar ayudarlo”, escribió la estudiante después de publicar en su cuenta la foto del pequeño, aguantando en las manos un cartel con la inscripción “gracias, Twitter”.

    Sigue leyendo…

    Niño de 9 años se suicida por el acoso después de declararse gay

    Para toda la familia: Educativa y divertida obra de payasos habla del bulling en los colegios

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...