• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El cese de actividades educativas en Colombia tiene sin clases a 8,5 millones de niños en todo el país, sin que se hayan logrado grandes avances en el pliego de peticiones presentado por los docentes y que contiene 30 puntos sobre varios temas de política educativa.

    “No es solo un tema salarial, nosotros estamos exigiendo alimentación, transporte e infraestructura para los niños. Luchamos por la calidad de la educación en Colombia”, dijo a medios locales el presidente de la Federación Colombiana de Educadores, Carlos Rivas.

    Por ejemplo, dentro de las peticiones de los maestros hay temas de política educativa, un estatuto único que regule la carrera docente, temas de sostenibilidad económica, sistema de salud, entre otros.

    Por su parte, el presidente Santos aseguró a mediados de la semana pasada que el Gobierno le hizo al sindicato (Fecode) “una serie de propuestas” que no han sido aceptadas por los docentes y añadió que “estamos al límite, no podemos ofrecer más porque no tenemos más recursos”.

    El sábado el gobierno publicó el decreto de aumento de salarios para los profesores, con un 8,75 %, pero Fecode indicó nuevamente que el tema no es solamente salarial y ratificó que se mantiene en huelga.

    Represión policial a los docentes en Bogotá

    Desde el inicio del paro los maestros han realizado diversas actividades de protesta, incluidas gigantescas marchas en Bogotá y otras ciudades del país, pero el pasado viernes se presentaron los primeros enfrentamientos con la policía, tal como informa El Tiempo de Colombia.

    “Ofrezco disculpas en nombre del Estado a los profesores que salieron maltratados y heridos, pero también es importante que quede claro que aquí no vamos a permitir que se bloqueen las líneas de transporte masivo”, dijo el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, tras los incidentes.

    Para la docente Mercedes Ríos no se justifica la agresión contra la marcha pacífica que realizaban por las calles de la capital colombiana. “Fuimos atropellados con chorros de agua y gases lacrimógenos. Eso no tiene justificación porque nuestras peticiones son justas y pacíficas”, dijo a la agencia AFP la docente de 38 años de edad.

     

    Las protestas continuarán este lunes con marchas programadas en Bogotá con un cacerolazo en defensa de la educación pública, mientras la comunidad está expectante sobre el arreglo que incluiría los mecanismos de reposición del tiempo de estudio para los estudiantes.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...