• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El tranque de relaves del proyecto arriesga el fenómeno del drenaje ácido que puede durar cientos de años, y en este caso puede ser particularmente grave por la ubicación en la cuenca de Los Choros.

    Frente a las serias amenazas ambientales derivadas del proyecto minero “Dominga” de Andes Iron de explotación de fierro y cobre a rajo abierto, proyectado para la Comuna de La Higuera, Región de Coquimbo, Modema y las organizaciones firmantes abajo rechazan este proyecto a rajo abierto por sus graves consecuencias ambientales. Iniciativas como “Dominga” desafían toda lógica de desarrollo y sentido común y constituyen un retroceso respecto actividades sustentables y conservación de la biodiversidad.

    No estamos hablando de eliminar los procesos extractivos sino de una planeación más concienzuda teniendo en cuenta dónde se debe y dónde no se debe extraer y considerar los costos ambientales, sociales y políticos del proceso extractivo: la explotación minera debe ocurrir en “zonas cenizas”, lejos de los poblados y cuencas hidrográficas. La falta de un ordenamiento territorial conduce a modelos de desarrollo local no consensuados donde el medio ambiente queda desprotegido y el crecimiento económico no es viable.

    El proyecto “Dominga” es de gran importancia pública por la destrucción que implica y por las diferencias fundamentales en las visiones sobre el desarrollo.
    El área de influencia del proyecto abarca 12.617 hectáreas y posee una alta naturalidad y endemismo, con presencia y distribución de especies con problemas de conservación en casi toda el área, características que le confieren un alto valor ambiental y vulnerabilidad ante actividades mineras.

    El tranque de relaves del proyecto arriesga el fenómeno del drenaje ácido que puede durar cientos de años, y en este caso puede ser particularmente grave por la ubicación en la cuenca de Los Choros.

    Una comunidad tocada por la explotación minera nunca vuelve a ser la misma; sus tejidos culturales quedan rotos. La explotación minera conlleva, promueve e incentiva la división y la corrupción.

    La empresa Andes Iron se jacta de utilizar tecnología moderna, pero jamás menciona los impactos permanentes en el medio ambiente o la contaminación de los recursos hídricos.

    Al pintarles versiones falsas de desarrollo, no menciona el desastre natural y social que deja atrás.

    Después el caso “Barrancones” queda evidente que la institucionalidad ambiental de Chile está hecha para posibilitar las inversiones y no para proteger el medio ambiente, es por ello que desconfiamos en los resultados de las evaluaciones que el Estado haga.

    Denunciamos que Andes Iron con su proyecto “Dominga” oculta, tergiversa y manipula la información relacionada con los impactos, con el fin de que los Servicios Técnicos que deben evaluar el proyecto, y la comunidad, no puedan tener una dimensión real de la destrucción que ésta supone: maximización de las utilidades sin considerar los costos sociales y ambientales, cuestión imperdonable y simplemente absurda en una empresa chilena.

    Considerando la magnitud y duración del proyecto y la sinergia de impactos sobre suelo, agua y aire, es evidente que el área de influencia pueda abarcar hasta áreas protegidas bajo protección oficial, en este caso Áreas de Manejo de Recursos Bentónicos y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt y Reserva Marina Islas Choros-Damas. El mega puerto en Totoralillo Norte con la presencia de buques de gran calado constituyen un riesgo potencial de afectación a estas áreas y a los recursos biológicas.

    La comuna de La Higuera ha tomado una opción decidida por el desarrollo sustentable en función del uso responsable de los recursos marinos y la agricultura. Con un esfuerzo extraordinario, los pueblos y caletas de la zona han sabido aprovechar esta excepcional concentración de vida marina para potenciar las actividades turísticas, la pesca artesanal, extracción de recursos bentónicos de áreas de, manejo y la agricultura, creando numerosas fuentes de empleo en base a actividades sustentables.

    Desde nuestro punto de vista, un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos como propuesta por Oceana Chile es la herramienta de gestión ambiental y territorial más eficiente para entregar protección ambiental y fomentar el desarrollo de actividades económicas de bajo impacto ambiental. La AMCP–MU La Higuera/Isla Chañaral regularía los distintos usos que se podrían dar a la zona declarada, permitiendo el desarrollo de las actividades que sean compatibles con la conservación solamente, es decir, aquellas que no provoquen grandes impactos sobre los ecosistemas o las especies, como la pesca artesanal, la extracción de recursos bentónicos, el turismo sustentable y la agricultura.

    Contacto:
    E-mail: [email protected]
    Celular: 95361533

    Firman:
    Modema
    Junta de Vecinos Nº 8 Punta de Choros
    Junta de Vecinos Nº 21 Llano Los Choros
    Junta de Vecinos Nº 3 de Los Choros
    Junta de Vecinos Nº 2 de Chungungo
    Centro General de Padres y Apoderados Escuela Nº 53 Los Choros
    Centro de Padres y Apoderados Jardín Infantil Frutilandia
    Agrupación de Trabajadores Independientes del Mar de Caleta Hornos
    Asociación Gremial Punta de Choros
    Sindicato Nº 2 Independientes de Buzos y Pescadores Artesanales de Caleta Hornos
    Club Deportivo “Victoria” Los Choros
    Asociación de Pequeños Propietarios Agrícolas de Los Choros

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...