• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los días 15 y 16 de noviembre las jefes de estado de los países más poderosos se reúnen para decidir sobre el futuro del sistema que ha entrado en su crisis más grande al menos desde el 29. Hablaran de reformar el sistema financiero, de refundar el capitalismo, y lo harán sin consultarnos.

    A la reunión están invitados los países que forman el G-20, lo cual ya demuestra como pretenden decidir desde la élite. Ni siquiera se busca el apoyo o la participación de la asamblea de las Naciones Unidas, el único órgano democrático entre países que había creado el actual orden mundial. Así de los 192 estados miembros de la ONU, sólo estaran poco más del 10%.

    Los 20 jefes de estado presentes, tampoco hablarán en nombre de la población de sus países, ni siquiera de aquellos que en su día los votaron, puesto que los acuerdos a los que lleguen en la cumbre no formaban parte de ninguno de sus programas políticos. Aún así, a nadie de ellos se le habrá pasado por la cabeza de someter sus propuestas a referéndum y ni de lejos en la cumbre se hablará de someter sus acuerdos a un referéndum de la población de estos 20 países ni mucho menos, de toda la población mundial.

    Así pues ¿en nombre de quien decidirán realmente Bush (presidente en funciones), Zarkoszy, Merkel, Lula y compañía? Podemos pensar que lo harán en nombre suyo y de sus asesores. En representación de las estructuras burocráticas de gobierno que mandan. y viendo las decisiones que toman seguramente estaremos de acuerdo en que en muchos casos lo harán en representación de los mismos poderes financieros que han causado la crisis o de las principales empresas transnacionales.

    Las injustas decisiones económicas de los gobierno a favor de los bancos y en contra de la mayoría de la gente que habrán precedido la cumbre durante las últimas semanas, junto con su procedimiento antidemocrático están despertando afortunadamente respuestas múltiples entre la sociedad civil que anuncian unas mobilizaciones que se esperan masivas.

    Como dijo Einstein, un problema no se puede solucionar con las mismas maneras de pensar que lo han creado. Cada vez hay más gente que lo tiene claro y el 15 de noviembre habrá movilizaciones en todo el mundo.
    Una coalición de 630 ONGS ha emitido una declaración http://www.choike.org/bw2.
    que denuncia la reunión por su formato y su carácter continuista de un sistema fracasado y explicita cómo debería ser una reunión cumbre mundial por ser realmente democrática y participativa. Las Ong también piden que se escuche el Grupo de trabajo sobre el sistema financiero internacional que recientemente ha creado la Onu, dirigido por Joseph Stiglitz

    En el estado español está corriendo y extendiéndose ampliamente un llamamiento a la acción
    http://www.17-s.info/todxs-la-callo-el-15-n-la-crisis-que-la-pagan-ellos
    que convoca a concentraciones además de 50 ciudades y en el ámbito catalán diferentes espacios de coordinación de los movimientos sociales, como vdevivienda, la red por el decrecimiento, la campaña contra las 65 horas y la asamblea de movimientos sociales del foro social catalán se han unido para ampliar y dar fuerza a las convocatorias del día 15 de noviembre y organizar una manifestación unitaria para el día 29 de noviembre.

    Estas movilizaciones son un inicio y hará falta ir mucho más allà para que desde la sociedad civil podamos ser protagonistas de nuestro propio futuro. No habrá uficiente con manifestarse, harán seran necesarias acciones sostenidas, de desobediencia, boicot y no colaboración con el sistema financiero. No será suficiente con la acción contra el sistema, hará falta plantear y sobre todo construir desde ya alternativas de sociedad, con la que mosteamos que se puede vivir sin crecimiento económico y sin bancos.

    Desde la web http://www.17-s.info estamos haciendo y haremos toda la difusión que podamos de estas movilizaciones y participaremos de promover acciones que nos hagan adelantar ahora más que nunca, hacia otra sociedad basada en la justicia social y ecológica.

    Quiero recordar para acabar, un lema que movió centenares de miles de personas al 2002 en la campaña contra la Europa del capital y la guerra, y que sigue plenamente vigente: Porque somos millones y el planeta no es vuestro!!

    Enric Duran
    Insumiso a la banca

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...