Las amenazas que afectan al agua para consumo humano en los campos chilenos

agua-potable

Un verdadero ejemplo para el resto de Latinoamérica es el sistema de Administración del Agua Potable Rural con el que contamos los chilenos. Se denomina Programa de Agua Potable Rural y ya tiene más de 50 años de vida. Abastece a dos millones de personas en el país y funciona gracias al aporte de infraestructura por parte del Estado y a la administración voluntaria por parte de las mismas comunidades.

Sin embargo, hoy el sistema se ve enfrentado a una difícil situación al no contar con una legislación que lo proteja. Así lo explica Gloria Alvarado, presidenta de Fenapru, Federación Nacional de Agua Potable Rural, quien asegura que “sin ley los Servicios de Agua Potable Rural (APR) somos vulnerables ante amenazas, por ejemplo, de privatización, desprotección de los bienes necesarios para el funcionamiento de un APR, tales como los Derechos de Agua.”

La dirigente explica que “el sector urbano tiene una ley para regular su funcionamiento, con ello hablamos de las ciudades y las cabeceras de comunas (Ley 382). El sector rural, en cambio, no tiene ninguna ley y estamos hablando de más de 1.600 Servicios de Agua Potable Rural que abastecen a más de 2.000.000 de personas y que están atomizados a lo largo de Chile”.

“El Programa de Agua Potable Rural funciona con el aporte del Estado de Chile en infraestructura y con una administración gratuita y a voluntad por parte de los dirigentes nacionales, ahorrándole de esta forma millones de pesos al Estado de Chile”. Por lo tanto, según Gloria Alvarado, “es un modelo que hay que proteger y para eso necesitamos una legislación adecuada, pues no sería justo entregárselo a una transnacional”.

EL LARGO PEREGRINAR DEL PROYECTO DE LEY DE SERVICIO SANITARIO RURAL

Gloria AlvaradoLa esencia del Proyecto de Ley SSR (Servicio Sanitario Rural), que ingresó hace siete años al Parlamento, es, como explica la Presidenta de Fenapru, “regular el funcionamiento de los Servicios de Agua Potable Rural, proteger los territorios operacionales, blindarlos ante la privatización y asegurar la continuidad en la administración por dirigentes nacionales.  Además, algo muy importante, es cuidar y proteger nuestro recurso hídrico y asegurarlo para nuestros hijos, nietos y futuras generaciones; un recurso que cada día es más escaso”.

Gloria Alvarado señala que “mientras más organizadas, más sólidas y protegidas estén nuestras organizaciones, de mejor forma se podrá mantener el sistema en el tiempo, sobre todo cuando no se cuenta con recursos para ello, se necesita mucha vocación y espíritu de servicio”.

Según la dirigente, el trabajo del Proyecto de Ley de SSR ha sido un trabajo arduo, que se ha realizado en base a mucho esfuerzo y que esperan se haga realidad en un futuro próximo: “Hoy muchas leyes se aprueban bajo presión, con marchas en la calle, nosotros hemos sido hasta el momento muy dóciles,  pero si nuestra Ley no se le da la urgencia que necesita también estamos dispuestos a salir a la calle, no es la idea pero hay mucho trabajo y años involucrados.  Esta Ley es una sentida necesidad de los más de siete mil dirigentes a lo largo de Chile”, afirma Alvarado.

En este marco se realizará en septiembre próximo el VI Encuentro Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua que reunirá a organizaciones comunitarias de 15 países de Latinoamérica y que tiene como objetivo dar visibilidad a estos problemas.

El Ciudadano

4,169,326FansMe gusta
114,688SeguidoresSeguir
290,200SeguidoresSeguir
16,254SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Arica: Afrodescendientes celebraron publicación de ley que los reconoce como pueblo...

Esta semana, el Diario Oficial publicó la Ley 21.151 que otorga reconocimiento legal al pueblo tribal afrodescendiente chileno, iniciativa que fue impulsada desde la comunidad que habita...