• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Pero el padecer que dice sufrir las señora Carvajal, parece no terminar allí. Tras varios días de varios dolores, acude al Consultorio Alfredo Gantz Mann, donde revisan sus puntos y la evalúan bien. Se va a su casa, no sin algunos problemas por sus jaquecas y vuelve al hospital en una nueva visita, pocos días más tarde. La visita al nosocomio se repite, ya que dolor se torna insoportable. Tal como lo señalara el doctor Cociña, la herida se ha infectado. La examinan, descubren un absceso (una acumulación de pus), le quitan los puntos y la envían a realizarse unos exámenes. Nuevamente vuelve a su casa. Ella señala que en la mayor parte de las ocasiones, la atención en los servicios de salud ha sido muy precaria, por no decir mala.
    Pero los médicos afirman que no existe ninguna irregularidad, ni menos una negligencia. El Dr. Alex Cárdenas, quién examinó a la señora Carvajal en una de estas visitas, indica: “Para mí, este caso no amerita un mayor análisis, pienso que ha sido excesivo. Es decir, no hay mayor cuestionamiento desde el punto de vista médico. Me gustaría aclarar algunos puntos. Hay pacientes que se conocen como “funcionales”, que son un poco exagerados, alharacos, hipocondríacos y muy aprehensivos… no es necesario polemizar sobre un caso en el que no hay secuela del tipo vital, ni peligro de muerte.”
    Finalmente, el día 28 de junio, la mujer es internada en el hospital, pues necesita una curación profunda. La infección es profunda. El doctor Gorrón, dice que, a la señora Carvajal “la evaluamos, conversamos con ella y le hacemos una curación completa así que, aunque evidenciamos una herida infectada, esta estaba en relativo buen estado, por lo que la limpiamos y decidimos darle de alta, con medicamentos para el dolor, para controlar la infección y con las indicaciones del caso. La paciente fue atendida bajo los procedimientos, pero tal vez la fuerte presión que tenía, la hizo sentir que su problema era más grave aún.”
    La herida, como El Ciudadano puede apreciar, es bastante desagradable a la vista. Sin embargo, es necesario recordar que el tratamiento de heridas infectadas se lleva a cabo dejando la incisión abierta, para cicatrice de manera normal. Finalmente, el doctor Cociña, busca no seguir debatiendo, ya que, según él, “Aunque se le infectó la herida, ella es más susceptible que otros pacientes. Tal vez no fue a curaciones en forma oportuna. Tampoco digo que sea responsabilidad de ella. El tema es que es posible que no haya sido bien informada, a lo mejor no se le dieron bien las instrucciones o estas no fueron bien claras respecto a su tratamiento.”
    Y es que aunque la señora María Carvajal indica que no está conforme con la atención que recibió en los centros públicos, los especialistas señalan haber actuado según las normativas y procedimientos que una situación así amerita.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...
    1 2