• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Captura de pantalla 2016-12-12 a la(s) 13.02.22

    La Universidad Alberto Hurtado (UAH) tiene nueva federación, luego del triunfo de la lista “En Marcha”, integrada por dirigentes de Revolución Democrática (RD), Unión Nacional estudiantil (UNE), Movimiento Autonomista (MA), independientes y del Frente de Estudiantes Libertarios (FEL), movimiento al que pertenece Joselyn Varas, la nueva presidenta de la FEUAH.

    En conversación con El Ciudadano, la estudiante de sociología de quinto año entrega apuntes sobre la conducción que recién comienza a encabezar, poniendo el énfasis en la reconstrucción de confianzas entre los distintos estamentos, luego del quiebre producido durante la movilización interna que vivió la casa de estudios jesuita, proceso que tuvo como consecuencia un cierre irregular de semestre y el sumario a más de veinte estudiantes. Estas son sus definiciones:

    LA MOVILIZACIÓN Y SUS EFECTOS

    «La movilización trajo más costos que beneficios. Lo podemos ver con las 1.200 notas uno, con muchos compañeros que cayeron en causal de eliminación y lo más delicado es que se fragmentó la comunidad universitaria de la UAH. Se rompieron las confianzas entre los trabajadores, académicos y estudiantes, y se levantó una falsa tesis durante el año, que no se puede trabajar entre los estamentos y nosotros no estamos a favor de eso. Creemos que sí se puede armar una discusión interestamental, que sí podemos volver a recuperar las confianzas y queremos llegar el año que viene con la impronta de que la federación no solo está al servicio de los estudiantes, sino que también al servicio de la comunidad universitaria».

    {destacado-1}

    «Hubo una intención de vincular demandas nacionales, pero nunca estuvo la discusión al interior de la universidad tomada. La calidad de las discusiones bajó enormemente este año, la Hurtado no pudo ser parte de la batalla contra la reforma de educación superior. Por otro lado, una de las cosas que encontramos más problemática es que dentro de las discusiones que teníamos entre las carreras, se perdió el clima de respeto; hubo agresiones verbales, la metodología de la discusión era bien insuficiente y, por lo mismo, habían más actividades culturales que otra cosa».

    «Durante la toma no habían actas, entonces, los estudiantes que no estaban convencidos o que no estaban participando en el espacio y que no podían ir frecuentemente, no se enteraban de lo que estaba pasando y, por lo tanto, parecía que había una movilización a puertas cerradas, entre algunos».

    EVALUACIÓN A LA CONDUCCIÓN SALIENTE

    “La federación tambien tuvo una mala conducción, porque algunas veces tenía que saber decir hasta cuando seguir con este conflicto para no perjudicar a los estudiantes, sobre todo cuando no tuvimos consejero académico que nos defendiera ante las causales de eliminación, cuando se inicio ese proceso. Después pudimos escoger uno, lo cual también fue un poco viciado, porque fue durante vacaciones y fuera del calendario académico, que es donde regularmente se hacen las votaciones.

    SUMARIOS

    «Tenemos una posición crítica. Vemos que hay una política de los sumarios, por parte de la universidad, donde hay procesos que no son transparentes. También vemos una forma de autoritarismo cuando hay ciertos estudiantes que encabezan ciertas tendencias dentro de la universidad. Aun así, como estamento estudiantil, tenemos que ser responsables de las consecuencias de los actos que hacemos. El movimiento estudiantil ha logrado dentro de la sociedad un respaldo, una posición importante ante la agenda pública y tenemos que tomarle el peso. Vemos que los mil 200 unos y los sumarios no son la forma para cerrar un conflicto».

    RELACIÓN CON RECTORÍA

    Captura de pantalla 2016-12-12 a la(s) 13.21.02

    «La funa a rectoría fue el punto más agudo de tensión que pudo haber con la universidad, no solo con rectoría, sino que tambien con la comunidad universitaria. Como federación vemos que la demanda contra los sumarios era muy legítima, dentro del estamento estudiantil en la Hurtado, pero con ese tipo de acciones, perdimos esa legitimidad de que nos pudieran escuchar para poder empezar a trabajar ese tipo de cosas. No creemos que fue la mejor forma para abordar el tema, aunque entendemos la preocupación y desesperación de los compañeros y compañeras».

    «Este año tenemos un desafío, que es recomponer las confianzas, sobre todo si se nos viene un claustro multimestamental durante el segundo semestre de 2017. Será la primera vez en que los tres estamentos se sienten a conversar, a discutir de qué forma queremos educarnos en la universidad, como también de qué forma queremos convivir. Ahí nosotros tendremos un arduo trabajo para que los trabajadores se quieran sentar a conversar con nosotros, que nos quieran escuchar».

    «UNIVERSIDAD FEMINISTA»

    «El feminismo es una de las temáticas a trabajar más fuertemente por parte de la izquierda en este momento y en el futuro a largo plazo. Como estudiantes vemos como el feminismo ha permeado en el movimiento, lo cual se demuestra con la demanda de educación no sexista. Yo creo que el movimiento  estudiantil todavía tiene un desafío de saber cuál es el contenido de esa demanda, pero igual es algo reciente y creo que vamos a aprender sobre la marcha».

    «Como federación queremos impulsar la demanda de educación no sexista en la universidad, para que podamos dotarla de contenido y ojalá ser un referente a nivel nacional. Queremos construir una universidad feminista, porque no queremos solo permear en la universidad, sino que también en la sociedad. El feminismo queremos instalarlo también en lo académico. Es por eso que dentro de la política de género que queremos impulsar, va a estar la revisión de los programas de las cátedras, en donde se tiende a leer a hombres más que a mujeres y menos se lee aún a la comunidad LGBTI, que también construye conocimiento, teoría y metodología».

    ROL DEL CONFECH Y CRÍTICA AL GOBIERNO

    «Vimos que el Confech se fragmentó y no pudo ser masivo, tanto para el movimiento estudiantil como para la sociedad en su conjunto. Quizá pesaron ciertas organizaciones político estudiantiles en favor de sus intereses, más que el movimiento estudiantil en sí, lo que debería ser siempre el objetivo de todas las organizaciones político estudiantiles».

    {destacado-2}

    «Nos gustaría que el próximo año, que se viene todo lo que tiene que ver con la reforma y su aprobación, es que podamos instalar un discurso critico. Esta no es la reforma del movimiento estudiantil, aquí no están las tres demandas prioritarias levantadas el 2011: gratuidad, calidad y rol público. Con la reforma vemos que no se está permitiendo fortalecer la educación publica, a pesar de que nosotros somos una universidad privada, pero ese es un debate que nos gustaría dar durante el año».

    «Criticamos al Ministerio de Educación y al gobierno porque esta reforma no se dio con todos los actores que componen la educación. Faltó mayor discusión entre rectores, estudiantes y diferentes autoridades educacionales. Esperamos que el próximo año podamos ser convocantes, masivos y podamos instalar una línea de trabajo».

    Frente Amplio

    «Me parece súper interesante como estudiante que haya cierto brazo estudiantil que sea parte de una nueva alternativa política, que le dispute la hegemonía al duopolio, compuesto por la Nueva Mayoría y la derecha. Yo creo que es parte de una maduración de la izquierda, que es pensar a largo plazo y también que toma una estrategia doble, según mi visión: disputar la institucionalidad duopólica, pero al mismo tiempo, seguir construyendo poder popular. De esa forma, podemos empezar a ganar espacio de una forma expansiva, para poder empezar a colocar nuestros términos dentro de cómo se entiende el desarrollo del país. En ese sentido, veo que el frente amplio va a ser una propuesta que ojalá pueda aglutinar a más organizaciones de izquierda, para que podamos ser una plataforma y converger».

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...