• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Con la honorabilidad de considerarme un hijo ancestral de La Unión y un ferviente defensor del lino, me permito referirme de modo general a infundios irresponsables como los expresados por don Rubén Cárdenas a este periódico. Principalmente me interesa dejar tranquilos a todos aquellos que de verdad me conocen, valoran mi capacidad profesional, y sacrificios desplegados para recuperar para la zona esta importante actividad económica y social, el Lino.

    Quiero señalar que hay personas como Cárdenas que han querido hacer pública su propia frustración y fracaso personal, asumiendo la clásica actitud de víctima, culpando de forma rabiosa e irresponsable a otros prediciéndoles lo peor e incurriendo en el delito grave de asesinato de mi imagen.
    Sobre el particular, conocidos empresarios nacionales y extranjeros han alcanzado el éxito tras estrepitosos fracasos iniciales. Precisamente ellos han contado con la fe, la confianza, el tesón, y por sobre todo de una férrea y perseverante actitud de éxito y respeto por los demás, virtudes que son imprescindibles en la consecución de metas. Esto nos lleva a considerar que la materialización de iniciativas como la reactivación del lino “más temprano que tarde ocurrirá”, sin embargo requiere “tiempo y visión de futuro”, tiempo que puede ser mayor o menor en función de las barreras o factores críticos como los que ya se han podido identificar y que deben superarse.
    Tal convencimiento me llevó hace casi tres años a tomar contacto con el Gerente de la planta textil del lino en La Unión, con quién visualizamos alternativas para evitar el cese de la planta, lamentablemente los dueños de la empresa tomaron la decisión de vender sus principales activos y bienes como efectivamente sucedió.
    Finalmente, les comunico a mis amigos de la zona y a la ciudadanía que yo no me doy por vencido, sigo luchando para atraer inversiones con el fin ya descrito y confió que lo lograré. Y les pido que estén tranquilos por mí, ya que no soy un prófugo perseguido por la justicia por ninguna mala acción, y que no descansaré en la consecución de esta noble misión, por lo que continúo tocando todas las puertas posibles, hasta que, como dice el dicho popular, “salte la liebre” para el lino. Además, manifiesto mi total disponibilidad para aclarar toda desinformación que provoca daño. Mi mayor debilidad sólo está relacionada con despertar expectativas laborales y de trabajos dignos para tanta gente necesitada, no obstante también confío que ello será realidad.
    Para quienes de buena manera deseen comunicarse conmigo, estoy gustoso de responder, mi teléfono es el 09- 1572031 y e-mail [email protected]

    Sergio Silva

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...