• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este domingo colonos judíos acompañados por fuerzas de seguridad israelíes forzaron la entrada a la mezquita Al-Aqsa de Jerusalén, pesé a que no estaban autorizados; reseñó Prensa Latina citando medios locales.

    Los funcionarios señalaron que la decena de colonos y estudiantes israelíes de yeshivá talmúdico irrumpieron en la mezquita sagrada en grupos, bajo una fuerte protección de la policía.

    La mezquita Al-Aqsa es uno de los templos considerado como tesoro arquitectónico y religioso que alberga la Ciudad Vieja de Jerusalén. Posee más de mil 300 años de antigüedad, cuya edificación forma parte del complejo religioso de la Explanada de Mezquitas de la Ciudad Santa.

    La tradición musulmana establece que el profeta Mahoma subió al cielo desde dicho templo en el año 621. Para estos pobladores, Al Aqsa es, después de La Meca y Medina, el tercer lugar más importante para el Islam.

    En las reglas actuales se permite que los musulmanes puedan ingresar al sitio durante las horas regulares de visita, pero no se les permite realizar ningún ritual religioso.

    Ante eso, la policía normalmente acompaña a los feligreses durante su gira para evitar cualquier contacto entre ellos y los palestinos. Pero, desde finales de 2015 hasta la fecha, los colonos judíos y el personal de seguridad israelí han violado la normativa, cuya razón ha habido tensiones durante varios meses en los territorios palestinos ocupados.

    El conflicto

    El antisemitismo que sufrían los judíos en Europa, a comienzos del siglo XX tomó fuerza mediante el movimiento sionista, que buscaba establecer un Estado para los judíos.

    Para esos años, la región de Palestina, considerada sagrada para musulmanes, judíos y católicos, pertenecía al Imperio Otomano.

    Pero la fuerte inmigración judía, propiciada por las aspiraciones sionistas, comenzó a generar resistencia entre los árabes y otras comunidades musulmanas que eran mayoría en la región.

    Y esas tensiones continuaron luego de la desintegración del Imperio Otomano en la Primera Guerra Mundial, cuando Reino Unido recibió un mandato de la Liga de Naciones para administrar el territorio de Palestina.

    Sigue leyendo…

    Comunidad Palestina de Chile realizará nuevas elecciones

    Solidaridad con Palestina promueven colectivos venezolanos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...