• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los cuerpos de seguridad desmantelaron una banda denominada “Los desalmados del tráfico humano” que se dedicaba a vender bebés recién nacidos. Pero, los funcionarios durante el operativo policial desplegado en diferentes puntos de la ciudad se sorprendieron con la vinculación de Cinthia Carolina Tello Preciado, quien lideraba supuestamente la organización.

    Según los policías,  la mujer de 32 años y quien es conocida en el mundo de los concursos locales de belleza, se encargaba de organizar certámenes en varios municipios de Arequipa  y tenía buenas relaciones con los alcaldes y funcionarios públicos de esa región, reseñó el diario El Comercio.

    El colaborador y mano derecha de Preciado, era su pareja y exdirector general de la Policía Nacional del Perú, el general retirado Raúl Becerra Velarde.

    En la organización habían 14 integrantes de esa banda que estaban acusados de organización criminal, trata de personas, delito contra la vida, el cuerpo y la salud. Además, estaba vinculado un ginecólogo, un pediatra y otros profesionales de la medicina.

    Estos presuntos delincuentes tenían contactos en clínicas donde les brindaban datos de potenciales mujeres gestantes en estado avanzado que intercambiarían a sus hijos por dinero. También captaban a embarazadas que iban a lugares clandestinos para realizarse abortos, y las disuadían de interrumpir la gestación para luego intercambiar sus bebés por una retribución económica.

    Los integrantes de la organización criminal se encuentran detenidos mientras avanzan las investigaciones. Se estima que los implicados compraban a un recién nacido por aproximadamente 4.000 soles (unos 1.200 dólares).

    De momento se desconoce el destino de los bebés, así como los posibles vínculos internacionales, sin embargo la Fiscalía maneja la hipótesis de que eran para fines de adopciones ilegales o para tráfico de órganos.

    La primera banda de explotación infantil desbaratada totalmente por la PNP fue La Agencia, una mafia tacneña que operó entre el 2013 y el 2017. La red delictiva había proyectado la construcción de un hotel y el envío de adolescentes tacneñas a zonas de minería ilegal. Todas las víctimas eran de hogares disfuncionales y pobres. Y todas se conocían entre sí.

    Sigue leyendo…

    Venezolano es electo alcalde en Perú

    Desde Perú dirigentes opositores atacan a Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...