• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Días atrás, la Comisión de Educación del partido Revolución Democrática (RD) emitió una declaración manifestando su apoyo al proyecto de Nueva Educación pública (desmunicipalización), que actualmente se discute en el Congreso.

    «Nos parece que el proyecto de ley que se tramita hoy en el Congreso constituye un paso relevante», decía el escrito firmado por Alejandra Cárcamo, a nombre del resto de los integrantes de la instancia partidaria.

    Aun cuando la postura de RD considera que «hay varios pendientes fundamentales que el proyecto de ley no aborda», como el sistema de financiamiento, se abrió un debate interno en el Frente Amplio (FA), conglomerado al que pertenece el partido presidido por Rodrigo Echecopar. 

    El Partido Humanista (PH) y militantes de otras colectividades del FA salieron al paso de la declaración y argumentaron su descontento invocando una serie de omisiones en el escrito emanado desde Revolución Democrática.

    Que no hizo mención de la nula participación de los profesores en la construcción del proyecto; que tampoco se refirió a que la iniciativa mantiene el financiamiento por asistencia y no incorpora uno de tipo basal; que no hay palabra sobre la figura del sostenedor, que continúa presente en el proyecto del Gobierno…

    A estos cuestionamientos se sumó el Colegio de Profesores, agrupación que criticó el silencio de la declaración respecto de las dificultades que tendría el pago de la deuda previsional de los docentes, en caso de ser aprobada la desmunicipalización; la continuidad de las mediciones estandarizadas como el Simce; y el rotundo rechazo a la iniciativa en una consulta impulsada por el magisterio, en la que un 80% se mostró en desacuerdo con el proyecto.

    Posición desde la candidatura presidencial

    En diálogo con El Ciudadano, el vocero del equipo programático en Educación de la candidatura de Beatriz Sánchez, Víctor Orellana, reconoce que «efectivamente hay posturas distintas respecto del proyecto que, en mi opinión, pueden dialogar y construir un posicionamiento común de nuestra coalición. Son diferencias que no debemos esconder, al contrario, representan una oportunidad para nuestra maduración».

    Sin embargo, el sociólogo fue enfático al señalar que «una idea, por definición, no puede ser un paso adelante», sino que «un paso adelante es la concreción de una idea».

    Víctor Orellana

    «El Frente Amplio está de acuerdo con la idea de sacar la educación de las municipalidades, pero tenemos diferencia respecto a este proyecto concreto. Hay personas que piensan que el precio a pagar por sacar las escuelas de las municipalidades es demasiado alto y, por lo tanto, habrían elementos de retroceso en el proyecto, y otros que piensan que la suma es positiva, incluso aunque tenga elementos negativos», subrayó.

    Sin embargo, Orellana advirtió que en el camino que resuelva seguir el Frente Amplio deben estar incorporadas las fuerzas sociales de forma vinculante.

    «Esta participación no puede reducirse a cuestiones corporativas, sino que las fuerzas sociales tienen que abrirse a un debate deliberativo con la sociedad. Sin una participación vinculante de las fuerzas sociales en el nuevo sujeto político, en este caso, el Frente Amplio, vamos a repetir el divorcio entre sociedad y política que construyó la Transición», aseveró.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...