Correa: la derecha “judicializa” para impedir retorno de gobiernos progresistas

En entrevista para el medio español ElDiario.es, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) respondió a las acusaciones que desde Quito se han hecho en su contra y denunció los procesos de “judicializacion de la política” que adelantan sectores de la derecha en la región latinoamericana.

“Es una estrategia regional que viene desde el Norte. Han planificado la captación de la justicia y lo están aplicando en Brasil contra Lula (Da Silva), en Argentina contra Cristina (Fernández), en Ecuador la aplicaron con el exvicepresidente Jorge Glas y ahora vienen contra mí. Desde enero he recibido acusaciones por ventas petroleras mal hechas, por contratos petroleros mal hechos, por tráfico de influencias, por sobreendeudamiento –que aunque fuera verdad no sería un acto criminal–, por vínculos con las FARC, y como todo eso se les derrumbó, ahora resulta que somos secuestradores, ¿no?”, expresó Correa.

Con al proceso que se le abrió por un presunto secuestro, el exmandatario advirtió que “están usando testigos falsos, porque pruebas jamás las van a obtener, porque no tengo nada que ver. Es algo increíble: un supuesto exceso policial en 2012 en Colombia, y el culpable es el Presidente de la República. Incluso, en 2013 la víctima presentó una acusación particular, pero no contra mí”.

Además, cuestionó que en su país “están poniendo a dedo a las autoridades, fuera de cualquier marco constitucional. ¿Cómo va a haber un proceso justo? Esto sería un claro caso de lawfare, de judicialización de la política“.

Lawfare
El “lawfare” como estrategia de la derecha, denuncia el expresidente Rafael Correa

92 millones fuera de la pobreza

Para Correa, esta estrategia de la judicialización también revela la doble moral de la llamada comunidad internacional. “Si lo de Lula estuviera pasando con un opositor político venezolano, estaría invadida Venezuela. O a mí, con cinco o seis procesos penales en pocos meses. Porque son a los líderes de izquierda a los que hacen esto. Tienen una gran doble moral internacional”, afirmó.

Consultado sobre los recientes resultados de las elecciones en Colombia y la situacion política en la región, Correa expresó que “es claro que cambió el equilibrio geopolítico, sobre todo desde 2014. Lo dijimos en ese momento. Enfrentamos una coalición jamás vista, ni para una elección a nivel nacional, con claros vínculos con el extranjero, con recursos ilimitados, y frente a eso, lo dije, hay una restauración conservadora. Diez años les hemos derrotado, permanentemente. Pero ya salieron de ese aturdimiento. Ahora tienen articulación nacional e internacional, tienen sus medios de comunicación, articulados también, y tienen discursos”.

Explicó que, “desde 2014 América Latina empezó una recesión, y son muy hábiles con sus medios de comunicación para decir que son unas políticas de izquierda las que han fracasado. Cuando antes, con esas recesiones venían los paquetazos del fondo monetario y aumentaba la pobreza”. Sin embargo, recordó que los gobiernos progresistas lograron sacar a 92 millones de latinoamericanos de la pobreza.

Vinculó la estrategia mediática con el tema de la judicialización y las medidas antidemocráticas como lo ocurrido en Brasil. “El golpe de estado inicial empieza como un golpe mediático, con linchamiento mediático, para bajar la popularidad y que nadie salga a defender a la persona acusada. El famoso lawfare, la persecución, la judicialización de la política“, dijo.

En ese contexto, argumentó que “es obvio que sí ha cambiado el equilibrio geopolítico en la región, en 2009-2010, de 10 países suramericanos, ocho tenían gobiernos de izquierda, ahora solo queda Venezuela resistiendo, Bolivia y Uruguay, tres gobiernos de izquierda. Pero yo tampoco creo en los ciclos, no. Miremos qué pasa en México (con Andrés Manuel López Obrador), por ejemplo, y en Colombia, no hay gobierno de la izquierda pero por primera vez en la historia (el candidato Gustavo Petro) superó el 40% de los votos“.

Si Lula pudiera presentarse, sería presidente, por eso lo tienen preso. Si yo pudiera presentarme, porque me inhabilitaron inconstitucionalmente, saben que los puedo derrotar en una sola vuelta“, Rafael Correa.

Asimismo, señaló que con esas condiciones “no me hables de cambios cicloeconómicos. Están utilizando armas fuera de la democracia, fuera de la Constitución, fuera de los derechos humanos, para tratar de impedir que vuelvan los proyectos progresistas a América Latina”.

Correa resaltó los logros alcanzados por los gobiernos progresistas en la región. Foto: Web

Los medios: el poder más grande del planeta

En la entrevista, el expresidente también se refirió al rol de los grandes medios de comunicación en nuestros tiempos. “El poder mediático, para mí, es el poder más grande del planeta. Tal a vez a nivel de un país con otro es el poder militar. o el poder financiero crea resistencia y nadie quiere a los banqueros; pero todos quieren a los periodistas, porque se hacen pasar por los defensores de la libertad ciudadana. Y en algunos países así es, en algunos países hay periodistas heroicos, perseguidos por el poder político. Pero esa no es la situación de América Latina“.

Por último, alertó que ante los abusos de los medios se responde con el chantaje de que “criticar a la prensa es criticar la libertad de expresión y la libertad de prensa. Eso es tan absurdo como decir que criticar al presidente es criticar la democracia”.

Yo creo una buena prensa es vital para la democracia, y una mala prensa es letal para la democracia. Y la prensa latinoamericana es extremadamente mala, pésima, y su propiedad es de las élites que están defendiendo el statu quo y sus intereses”, culminó.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,169,545FansMe gusta
114,819SeguidoresSeguir
290,219SeguidoresSeguir
16,253SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Karateca venezolano Antonio Díaz entra en el libro de Record Guinness

El caribeño ha obtenido un total de ocho medallas mundiales, entre ellas las respectivas a dos títulos mundiales y 22 campeonatos Panamericanos, en los...