• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A Juan Antonio Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, lo detuvo la justicia estadounidense el viernes pasado en Miami por unas acusaciones de tráfico de droga.

    El Departamento de Justicia precisó que el exdiputado estuvo involucrado “en todas las etapas del tráfico, a través de Honduras, de cargas de varias toneladas de cocaína que estaban destinadas a Estados Unidos“.

    De acuerdo con la acusación, desde 2004 hasta 2016 colaboró con organizaciones del narcotráfico para ayudarlas a recibir la droga, desde Colombia y otros lugares, y llevarla hasta territorio estadounidense. Por estas actividades, recibió grandes sobornos y pagó a otros funcionarios para proteger los encargos.

    El Jefe de Estado sostiene que su hermano debe responder ante la ley. Foto: Web.

    Además, se le imputan cargos por uso y posesión de armas, por hacer declaraciones falsas a agentes federales y se le señala de tener acceso a los laboratorios de cocaína en su país y en Colombia. En general, se le califica como “un narcotraficante a gran escala”.

    El historial de presuntos delitos del exdiputado se hizo público en marzo de 2017 cuando Deivis Rivera, el excapo hondureño del cartel “Los Cachiros”, contó durante su juicio en Nueva York que le pagó varios sobornos entre 2013 y 2015, reseñó Reuters.

    En ese entonces, Hernández todavía ejercía el cargo de diputado en Honduras y, de inmediato, negó las vinculaciones.

    El excapo Deivis Rivera lo mencionó en su juicio. Foto: Web.

    El Jefe de Estado hondureño dijo en ese entonces “que nadie está por encima de la ley” y que “toda persona debe tener derecho a la legítima defensa y presunción de inocencia”.

    Esa postura fue ratificada ante el arresto del viernes, a través de un comunicado de la Presidencia hondureña.

    “Durante este Gobierno, nadie que haya sido señalado por la justicia no tiene, ha tenido ni va a tener ningún tipo de concesiones o privilegios, ya se trate de correligionarios, de mis propios familiares, funcionarios de Gobierno o ciudadanos de otros países”, señalaron.

    En declaraciones a la prensa durante una gira por el interior del país, el Mandatario manifestó que esta noticia “es un golpe fuerte para toda” su familia y “no se lo deseamos a nadie”.

    Por vinculación con el mismo cartel, la justicia estadounidense también anunció en julio cargos contra el exdiputado hondureño Midence Oquelí Martínez Turcios.

    (Video) Detenidas 31 personas en operación contra el narcotráfico en Canarias

    Uribe podría ser enjuiciado por vínculos con el narcotráfico y fraude procesal

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...