• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    udiTras el destape de los escándalos políticos de Penta y Caval, la relación entre la política y los negocios ha sido un tema que se ha instalado tanto en los medios como en la opinión pública. A partir del descrédito hacia la clase dirigente, las instituciones políticas y los conceptos de tráfico de influencia, nepotismo,  privilegios, la necesidad de que los involucrados den un paso al costado de los puestos que el pueblo les confirió se ha instalado con fuerza en el país.

    Por ello, cuando Iván Moreira informó el lunes que no dejaría su puesto en el Congreso, los comentarios en redes sociales, donde se expresan miles de chilenos, se pudo constatar a que este tipo de acontecimientos  causa repudio y y aumenta el descontento de la ciudadanía. Pues se hace evidente la incapacidad de las directivas de los partidos de tomar decisiones que den gusto a la ciudadanía y que corten por lo sano, sacando de sus filas, y por sobretodo sacando del Congreso, a quienes tienen un lugar allí gracias a las campañas ilegítimas que financiaron con el favor de sus mecenas.

    Esta actitud de hacer vista gorda a la nefasta vinculación de los legisladores en ilícitos que están siendo investigados, se puede constatar también en la la postura de la Unión Demócrata Independiente (UDI) que a través de una de sus autoridades, Javier Macaya informó que “No dejaremos caer a nuestros compañeros en medio de la indagación”, confirmando la postura de tomar cartas en el asunto mientras la investigación del caso Penta no adjudique culpas a sus personeros. En tanto, la jefa de bancada del partido gremialista, María José Hoffman señaló que “la UDI ya se pronunció, hizo una autocrítica durante el mes de enero, tomamos una posición como partido, y nosotros partimos siempre desde la presunción de inocencia, aquí cada caso es distinto, cada caso debe ser analizado y vamos a esperar que sean los tribunales quienes definan mientras tanto la individualidad de cada uno de estos casos, nosotros los acompañaremos en lo humano”.

    Por otro lado, ayer el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg se refirió a la situación de Alberto Cardemil dentro del partido. A propósito de su vinculación en el caso Penta el ex timonel del partido congeló su militancia mientras esté en curso la investigación del escándalo. Además, RN amenazó con interponer una querella por el caso Dávalos y la constitución de una comisión investigadora en el Congreso para revisar más duramente el Nueragate. Monckeberg, quién ha apoyado las críticas al manejo de la UDI emitidas desde el interior de RN, sostuvo que “las estrategias de la UDI, del partido Socialista, la democracia cristiana la verdad nos tienen bien sin cuidado”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...