La mentira de Estados Unidos e Inglaterra: “Siria utilizó armas químicas”

[Fuente Wikimedia Commons http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Syrian_soldier_aims_an_AK-47.JPEG]

Tienen que admitirlo. Los estadounidenses y los británicos hacen un formidable doble acto de fraude y criminalidad. Donde una parte tiene el poder de las armas, la otra parte tiene el poder de la mentira.

El dúo está haciendo de las suyas nuevamente. Esta vez el show de magia criminal es venderle al mundo la mentira de que el gobierno Sirio ha utilizado armas químicas de destrucción masiva. Semanas de coreografía política han preparado el tema de armas químicas como una conveniente “línea roja”.

Ahora, vuala!, se ha alcanzado el umbral para estadounidenses y británicos justifiquen plataforma su interferencia criminal en Siria de un apoyo encubierto a los terroristas a un evidente terrorismo de estado.

El rol que el Británico David Cameron está jugando hoy día – de darle a la administración de Obama una capa de credibilidad- es exactamente el mismo rol que el ex primer ministro británico Tony Blair jugo 10 años atrás para el entonces presidente de EEUU George W Bush.

En el año 2003, la administración de bus estaba tratando de venderle al mundo un pretexto para invadir y expropiar Iraq con acusaciones de que el régimen en Bagdad tenía armas de destrucción masiva. Pero el problema para Bush entonces era que sus historias de oxido de uranio de Nigeria y de muestras de cloro “probando” la existencia de armas químicas (en vez de sistemas de tratamiento del agua) simplemente no eran creíbles. El presidente vaquero era ridiculizado fácilmente como un agente de ventas.

Ahí entra en juego el talentoso “Señor” Blair cuyo trabajo era salvar esa falta de credibilidad estadounidense. La educación universitaria de Blair y las típicas pretensiones inglesas de civismo y honradez eran cruciales para vender la guerra estadounidense en Iraq. Donde Bush sonaba tembloroso y dudable, Blair sonaba completamente seguro y riguroso acerca del hecho no existente de que Iraq era una amenaza a la seguridad mundial. Recuerden a Blair y su infame declaración de que Irak podía lanzar armas de destrucción masiva en Inglaterra “dentro de 45 minutos”

Es un truco clásico de la clase dominante Inglesa: sonar certero, medido, creíble y razonable cuando de hecho no son nada más que unos mentirosos con elegantes acentos. Está habilidad británica para disimular la realidad es asombrosa. A través de la historia los gobernantes británicos se han salido con la suya con este acto de charlatanería una y otra vez. Si, el timador británico es parodiado en el cine, pero de alguna manera el mundo sigue comprando sus representaciones teatrales.

Diez años después de la invasión de Irak por fuerzas lideradas por estadounidenses y británicos, y más de 1.5 millones de iraquíes muertos, y millones más huérfanos o desplazados – Bush y Blair deberían ser juzgados por lanzar una guerra de agresión basada en escandalosas mentiras. Aún, gracias en parte a los serviles grandes medios, Bush y Blair estuvieron esta semana pavoneándose en la casa blanca con Obama y otros 3 ex presidentes de Estados Unidos para celebrar la apertura de una biblioteca dedicada al intelectualmente cuestionado Bush Junior.

Aún más increíble, 10 años después del genocidio perpetrado por los estadounidenses y británicos en Irak, el mismo doble acto está siendo representado nuevamente sobre Siria con acusaciones de armas de destrucción masiva como justificación para la acción militar.

Hay unas pocas voces en los medios occidentales advirtiendo sobre los “errores” de Irak. Esto es patéticamente insuficiente. Lo que estos medios deberían estar pidiendo, si tuvieran un poco de integridad, es un juicio a Bush y Blair, así como también a Obama y Cameron. Pero no, lo que leemos son advertencias sobre los “errores” de “apresurarse sobre” Irak.

En otras palabras, los medios occidentales están comprando y vendiendo la misma vieja táctica británico-norteamericana de crear un pretexto para una agresión criminal sobre un país soberano. Esta vez, Siria.

En su tour por medio oriente, el secretario estadounidense de Guerra Chuck Hegel dijo:

“La comunidad de inteligencia de los Estados Unidos evalúa con variados niveles de confianza que el régimen Sirio ha utilizado armas químicas a pequeña escala”, El inconvincente Hegel entonces saco el guión de ventas al agregar: “No estamos seguros del origen pero cualquier uso de armas químicas en Siria es probable que provenga del régimen Sirio”

En otras palabras, con varios grados de confianza, no tenemos idea.

A pesar de las vagas palabras y la insinuación de Hegel y la casa blanca, la inclinación innegable dada por los medios occidentales fue que el gobierno norteamericano tenía evidencia concluyente de que las autoridades Sirias habían utilizado armas químicas de destrucción masiva.

La credibilidad familiar en la retorica del régimen estadounidenses fue apuntalada el día siguiente por David Cameron de Inglaterra. Le dijo a la BBC:

“Es extremadamente serio – es un crimen de guerra- y debemos tomarlo seriamente”

Cameron luego agrego:

“Creo que lo que el presidente Obama dijo estaba absolutamente correcto, de que esto debe establecer en la comunidad internacional una línea roja para que nosotros hagamos más”

En esta muestra de rectitud y tono de altitud moral, Cameron estaba representando el rol de Blair hace 10 años atrás, dando a la administración norteamericana cierta capa de credibilidad para sus motivos criminales que están de hecho basados en especulaciones dudosas, si no descaradas y cínicas mentiras.

Pero tomemos una mirada más cercana a las palabras de Cameron y a su “segura” declaración sobre los crímenes de guerra del gobierno sirio.

El primer ministro británico dijo: “es muy alarmante lo que estamos viendo. Es evidencia limitada pero es evidencia que está creciendo lo que estamos viendo, también, del uso de armas químicas, probablemente por el régimen”
Detrás de la fachada de un político de confianza y seguro está la burla de un poco fiable vendedor de lavadoras de segunda mano.

Lo esencial del asunto es que no hay evidencia, solo una insinuación norteamericana y británica de lo que es “probable” o “posible” para encajar con su agenda ilícita de forzar un cambio de gobierno en siria a través del aumento de la violencia sobre la población civil.

Obama y Cameron están restando importancia a un ataque militar directo en Siria por ahora. Pero lo que este doble acto está tratando de logrear es a través de su ultimo show de mentiras es darse a si mismo licencia para aumentar su encubierto terrorismo en Siria.

Cameron dijo:

“la cuestión es como aumentamos la presión, en mi punto de vista, lo que necesitamos hacer, y o que estamos haciendo un poco ahora es darle forma a la oposición, trabajar con ella, entrenarla, financiarla, ayudarla, de manera que pongamos presión en el régimen y podamos llevar esto a un fin”

Estas palabras son auto acusatorias. Noten como el truco de las armas de destrucción masiva de los estadounidenses y británicos es utilizado no solo para tratar de justificar un cambio de régimen a través del auspicio del terrorismo, sino que también para justificar los ahora abiertamente admitidos crímenes pasados de occidente al financiar y “apoderar” estos mismos terroristas en Siria.

Estas mentiras incorregibles, engaños y criminalidad dan un nuevo significado a la llamada “especial relación” entre Estados Unidos e Inglaterra.

Traducido por: J. Parada
Contacto

Fuente: PressTV

Autor: Finian Cunningham

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,169,545FansMe gusta
114,819SeguidoresSeguir
290,219SeguidoresSeguir
16,253SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Maratón en Tokio 2020 iniciará más temprano para evitar ola de...

Los organizadores se encontraban bajo presión para hacer cambios que permitan garantizar la seguridad de atletas y aficionados, ya que estaba pautado para...