• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un artículo anónimo, publicado por The New York Times, desnuda las contradicciones internas dentro de la Casa Blanca y la visión que tienen dentro del Gobierno estadounidense acerca de la presunta ignorancia de Donald Trump sobre el contexto internacional. “El rey está desnudo” podría ser el títlo de una saga que se extiende.

    A pesar de que Trump negó los hechos narrados en el artículo, su ira con respecto a los posibles infiltrados en su entorno parece demostrar lo contrario. La carta publicada el pasado miércoles era la confesión de un alto funcionario que dice formar parte de “una resistencia silenciosa” dentro de la Casa Blanca contra las peores inclinaciones del magnate.

    Yo no fui

    Este viernes, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, negaron ser los autores del artículo de opinión anónimo publicado en el diario The New York Times.

    “No es mío”, zanjó Pompeo durante una rueda de prensa en la embajada estadounidense en Delhi, India, donde se encuentra en visita oficial. “No debería sorprender a nadie que The New York Times, un periódico liberal que ha atacado sin cesar a esta Administración, eligiese publicar un articulo así”, opinó Pompeo.

    “Vengo de un lugar en el que si no estás en posición de ejecutar las intenciones del comandante, tienes una opción: irte y no permanecer en el puesto para minar lo que el presidente Trump y este Gobierno están intentando hacer”, agregó el secretario de Estado. Opinó, además, que si la columna de opinión describe la realidad en la Casa Blanca, el diario no debería haberse fiado en absoluto de la palabra de un mal actor, descontento y engañoso, dijo.

    En declaraciones a los periodistas desde Orlando (Florida), el vicepresidente Pence afirmó más tarde: “Cualquiera que sea capaz de escribir un artículo anónimo calumniando al Presidente, que ha proporcionado un liderazgo extraordinario para este país, no debería estar trabajando para este Gobierno. Debería renunciar, esa sería la acción honorable”.

    Las especulaciones sobre la posibilidad de que Pence fuera el autor de la tribuna se basaron en parte en el uso en el artículo de la palabra “lodestar”, de uso muy poco común y que significa “estrella polar” o “inspiración”, y que el vicepresidente estadounidense ha usado supuestamente en varias ocasiones.

    El director de comunicación del vicepresidente lo defendió, por su parte, en las redes sociales. “El vicepresidente firma sus columnas de opinión”, tuiteó Jarrod Agen. “El New York Times debería avergonzarse, al igual que la persona que escribió esa columna falsa, absurda y cobarde. Nuestra oficina está por encima de estos actos de amateurs”, señaló.

    Yo no fui, expresó el vicepresidente Pence

    The New York Times al ataque

    Aunque fue foco de todas las críticas por parte de miembros de la Casa Blanca, el matutino neoyorquino defendió su decisión. “(El diario) se siente increíblemente orgulloso de haber publicado este artículo, que añade significativo valor a la comprensión de la opinión pública sobre lo que está pasando en la Administración de Trump desde el punto de vista de alguien que está en posición de conocerla”, afirmó Eileen Murphy, portavoz del periódico.

    El portal de noticias digital Axios informó que, después de publicado el artículo, otros dos funcionarios del Gobierno se habían reportado para señalar que el autor de la columna dice exactamente lo que ellos piensan. “Muchos de nosotros hubiéramos querido haberlo escrito”, dijo a Axios uno de los funcionarios. “Como nosotros, hay decenas y decenas de personas”, agregaron.

    En el artículo publicado, el autor anónimo afirma que Trump carece de principios y que se caracteriza por su amoralidad. Además, el comportamiento del mandatario –según dice, con reiterados exabruptos y la toma de decisiones irreflexivas, mal informadas y, en ocasiones, temerarias– hace que exista una presidencia de dos carriles.

    “El dilema, que él (Trump) no comprende del todo, es que muchos de los altos funcionarios de su propia administración están trabajando diligentemente para frustrar partes de su agenda y sus peores inclinaciones”, expresó el autor. También describe el estilo de gobernar del presidente como impetuoso, conflictivo, mezquino e inefectivo. “Cada quien que trabaja con él sabe que no sigue principios básicos perceptibles que guíen su toma de decisiones”, afirma.

    La respuesta de Trump

    El presidente respondió el mismo miércoles desde Twitter calificando la columna como cobarde y como una verdadera vergüenza. Después escribió en mayúsculas: “¿Traición?” Más tarde se preguntó si existía realmente el “alto funcionario del Gobierno”, o era sólo el deshonesto The New York Times con otra fuente falsa. “¡Si el cobarde anónimo de hecho existe, el Times debe, por motivos de seguridad nacional, entregarlo al Gobierno de una vez!”, agregó el presidente.

    La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo, por su parte, que la Casa Blanca estaba decepcionada por la decisión del diario de publicar el artículo, al que llamó patético, imprudente y egoísta. “El autor se puso a sí mismo y a su ego por encima de la voluntad del pueblo estadounidense”, afirmó Sanders. “Este cobarde debería hacer lo correcto y renunciar”.

    Trump instó este viernes al Departamento de Justicia a investigar quién escribió el artículo de opinión anónimo en su contra en el diario The New York Times, y aseguró que está “evaluando” la posibilidad de tomar medidas legales contra el diario.

    En declaraciones a los periodistas en el avión presidencial Air Force One, Trump aseguró que el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, debería usar sus recursos para desenmascarar al alto funcionario que redactó la tribuna crítica con el presidente.

    “Jeff debería estar investigando quién es el autor de ese artículo, porque realmente creo que es (un tema de) seguridad nacional”, subrayó Trump, quien no descartó que pueda someter a su equipo a pruebas de polígrafo para hallar al autor.

    “La gente lo ha sugerido. (El senador republicano) Rand Paul, a quien respeto, dijo esta mañana que se deberían organizar pruebas con detector de mentiras”, agregó. “Al final, el nombre de esta persona enferma saldrá a la luz”, pronosticó.

    El diario neoyorquino dijo que omitió el nombre del autor, una decisión inédita por parte del periódico. Según el rotativo, la publicación anónima era la única posibilidad de proteger al autor y al mismo tiempo ofrecer a los lectores una importante perspectiva de la situación interna en la Casa Blanca. Según el diario The Washington Post, el artículo ha generado una enorme incertidumbre en la Casa Blanca, donde el texto está siendo investigado a base de determinados patrones sintácticos en un intento de desenmascarar al autor.

    Más de 100 medios publicarán editoriales contra Trump por sus ataques a la prensa

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...